¡A todo pulmón!

Miguel González Rubio
12 de Julio 2018, 06:00 a.m.
¡A todo pulmón!

Foto: Mexsport

Croacia jugará la Final del Mundial ante Francia, tras tener en fila tres partidos en tiempo extra; el último, ayer contra los ingleses

Rusia.- Francia y Croacia, que han eliminado a Bélgica y a Inglaterra, respectivamente, disputarán este do­mingo en el Estadio Luzhniki de Moscú una Final inédita en la Copa del Mundo, a la que los balcánicos llegarán con "un partido extra" disputado.

Ambas selecciones pasaron por los Octavos de Final, Cuartos y Semifinales, pero mientras los franceses finiquita­ron sus duelos en los 90 minutos del tiempo reglamentario, los croatas tuvieron que recurrir a la prórroga en esas tres instancias, lo que representa 90 minutos extra, es decir, lo que dura un partido de futbol.

Los balcánicos superaron en Octa­vos a Dinamarca en ronda de penaltis (3-2), tras empatar 1-1 en tiempo re­glamentario; a Rusia en Cuartos por la misma vía (4-3), luego del 2-2 en los 90 minutos; y ayer a los ingleses en tiempo extra (2-1) después de empatar oficialmente 1-1.

Francia, a su vez, llega a la Final sin haber recurrido a la prórroga. Derro­tó 4-3 a Argentina en Octavos, 2-0 a Uruguay en Cuartos, y 1-0 a Bélgica en Semifinales.

Cuando el próximo domingo el balón empiece a rodar a partir de las 10:00 horas (del centro de México), Francia tendrá una clara ventaja.

Las piernas de sus seleccionados estarán más frescas por mucho que los balcánicos trabajen estos días en su recuperación.

Será la tercera ocasión que el con­junto galo juegue el partido por el título y la primera que llega a esta instancia la selección balcánica.

Francia se coronó campeona como local en 1998 al imponerse en la final a Brasil (3-0) en el Estadio de Saint De­nis y perdió ante Italia en la tanda de penaltis en la de Alemania 2006 tras acabar el encuentro con empate a uno.

Este domingo será una Final nueva, la decimoctava distinta en la historia de la Copa del Mundo, ya que tan sólo se han repetido el Alemania-Argentina y el Brasil-Italia.