Amor por Tigres le ayuda a vivir

Rafael Martínez
13 de Marzo 2018, 06:38 a.m.
Amor por Tigres le ayuda a vivir

Foto: Cortesía Familia Lozano Villarreal

Se accidentó en 2014 y le pronosticaban muerte cerebral; pero Marycarmen, aficionada saltillense auriazul, salió del coma y nunca olvidó el cariño por su equipo

Saltillo.-  Muchos consideran que "el futbol es lo más importante de lo menos importante", incluso hay quienes buscan desprestigiar este deporte asegurando que sólo acarrea fanatismo y causa rivalidad, violencia, vandalismo... pero para otros tantos genera milagros.

La saltillense Marycarmen Lozano Villarreal radicaba en Yucatán, con 20 años de edad, el 24 de agosto del 2014 tuvo un accidente automovilístico que le cambió la vida, pero no el amor por sus Tigres, equipo del que toda su familia es fan desde que era una niña.

Aquel accidente que casi le arrebataba la vida en las calles de Mérida, fue una noticia que nadie de su familia olvidará.

"Los pronósticos médicos de Mary fueron: muerte cerebral, nos dijeron que la desconectáramos, que no iba a vivir y si es que vivía iba a hacerlo dependiendo de un respirador, pero nosotros no quisimos desconectarla. Un día despertó, abrió sus ojos y ahí empezamos un proceso de todos estos años", comentó su madre, la señora Tita Villarreal.

"Nos la trajimos a Monterrey y estuvimos en el hospital tres meses. Estuvo en cuidados intensivos, la raparon, la operaron, le pusieron válvulas en la cabeza, empezó a hablar a los 9 meses y al año le quitamos la sonda. Nos veníamos a Monterrey todos los días desde Saltillo durante dos años".

Y con la fase de recuperación, el futbol empezó a jugar un papel importante en la familia Lozano Villarreal que, poco a poco, notó que los juegos de Tigres que veían por TV, empezaron a influir de manera positiva en su hija.

"Le dije: ´un día te voy a llevar a un partido de Tigrecharter´ y ya se le hizo. Cuando estuvo hospitalizada yo sabía su amor y afición por Tigres y le poníamos su playera arriba de la cama del hospital.

Ella no se daba cuenta de esas cosas porque estaba en coma, pero no se olvidó su amor por Tigres", relató.

Marycarmen, hoy de 24 años de edad, ha viajado en ocasiones desde Saltillo a Monterrey para visitar los entrenamientos de los felinos, además ha conocido de cerca a varios futbolistas como Gignac, Aquino, Damm, entre otros, incluso con "Tuca" Ferretti, siendo complacida con playeras y balones autografiados.

La frase de "Un Tigre nunca deja solo a otro Tigre" fue llevada a la práctica por el plantel felino, quienes cada vez que Mary tiene la oportunidad de visitar el entrenamiento, es bien recibida por el equipo, haciéndole pasar momentos verdaderamente inolvidables.

Sus terapias, pero sobre todo su amor por la vida y seguir al pendiente de sus Tigres, han conseguido ir en contra de los pronósticos médicos demostrando que cuando se pone empeño no hay límites ni imposibles.

DATO ABC

LA ANÉCDOTA Un día ella y su mamá le pidieron a ´Tuca´ una foto, pero antes de tomársela, Marycarmen le dijo espontáneamente ´sonríe´ y tanto le sorprendió al DT de Tigres que le hizo caso.