Basanta va por sus 300 partidos con Rayados

Óscar Adrián Velázquez
12 de Abril 2018, 06:00 a.m.
Basanta va por sus 300 partidos con Rayados

Foto: Javier Villaseñor/Mexsport

Convertido en un símbolo del Monterrey, Basanta cumplirá tres centenares de partidos de Liga MX este sábado ante el América

Monterrey.- La palabra consistencia toma otro contexto con José María Basanta. En tiempos donde los futbolistas experimentan más tentaciones al cambio, y una exigencia y un ritmo que los exponen más a lesiones, el defensor está por cumplir una década desde su arribo a Rayados, convertido en un pilar del plantel albiazul.

Este sábado cuando pise la cancha del Estadio Azteca, el oriundo de Tres Sargentos, Argentina, cumplirá su partido número 300 de Liga con el Monterrey, una cifra que lo coloca en una élite en el equipo, consagrado como el cuarto jugador con más partidos de Liga en la institución albiazul.

"Desde que llegué prometí entrega, y creo que lo he logrado", comenta el capitán rayado en entrevista para ABC Noticias.

"El esfuerzo ha sido que primero como persona me recuerden, pensar en hacer una buena labor como ser humano, y luego como profesional".

Con 34 años de edad, y a punto de renovar contrato por dos años más, la clave para "Chema" ha sido un compromiso total con su carrera, llevando una vida familiar, siguiendo los cuidados al pie de la letra, para estar disponible y con pocas lesiones en su historia.

"Seguramente si no tienes una vida ordenada, si no estás centrado tanto mental como físicamente, no se podría alcanzar nada, porque se pasa muy rápido el tiempo, es muy intenso el futbol.

"La familia es igual de importante en esto, es un equipo, al igual que acá tenemos un equipo, hay un equipo fuera de las canchas, y como acá necesitas el arquero, la defensa, allá están esas personas que cuando estás caído te levantan, gracias a Dios he tenido una gran familia, mi esposa, mis padres que me han orientado así y me han apoyado en todo".

Su legado de profesionalismo trata de permearlo en las nuevas generaciones.

"Es lo que les digo a los chicos, a los nuevos que vienen surgiendo, que piensen en rendir, porque el tiempo vuela".

Diez años en que ha sido parte de dos títulos de Liga, tres de Concacaf, uno de Copa MX, un tercer lugar en Mundial de Clubes, y tres subcampeonatos de Liga.

Con ese antecedente, sólo tiene un deseo para su partido 300, acorde a su personalidad de perfil bajo y compromiso grupal.

"Quiero ganarlo, es todo. Ganando sería la mejor forma de celebrar".