Busca ejercer medicina con su nueva identidad

Camelia Muñoz
11 de Mayo 2018, 06:32 p.m.
Busca ejercer medicina con su nueva identidad

Foto: Video

Una mujer transgénero busca que se le reconozca su nueva identidad para expedir su título profesional con su nombre

Saltillo.- Erika Edith Martínez Guevara está por concluir su servicio social para titularse como doctora general de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León, pero como tal no existe porque nació siendo varón y para el reconocimiento de su identidad inició un juicio civil de rectificación del acta de nacimiento que, por consecuencia, permita que su título, cédula profesional y recetario la identifiquen como lo que ella es: una mujer.

Para lograr su objetivo, la originaria de Saltillo es respaldada jurídicamente por la Academia Interamericana de Derechos Humanos quien presentó en el Juzgado Primero de Primera Instancia en materia Civil la petición de rectificación de su acta de nacimiento, bajo la interpretación del derecho pro persona y de que este documento debe adaptarse a la persona y no a la inversa.

"Ahora me veré en la necesidad de dar una receta y en ésta vendrá la cédula profesional y el nombre, pero como paciente habrá dudas de que en el consultorio los atenderá un hombre pero es una mujer y se prestará para pensar que yo no soy profesionista, que alguien me prestó el recetario. No quiero que pasé esto y tampoco quiero estar explicando", señaló.

Indicó que desde hace unos años consume hormonas para desarrollarse como mujer, luego de estar sometida a terapias para poder asumir su identidad.

Tener que explicar que es una persona transgénero sería lo más sencillo para ella, pero lo más grave que teme es una agresión física por parte de los pacientes.

Ya enfrentó a un primer momento desagradable por la diferencia de su nombre con el género que ella ha elegido, al querer cambiar de imagen en su credencial de elector y donde el INE se lo impidió, aunque el nombre no se modificaría.

Aunque desde corta edad se consideraba mujer, no fue hasta hace cuatro años que decidió modificar su apariencia, justo cuando cursaba la carrera de Medicina en la UANL, a quien le pedirán la próxima semana que emita un acuerdo para que el título de Erika se emita con las iniciales de su nombre como varón, en lo que se resuelve el juicio.

De la misma manera lo harán ante la Secretaría de Educación Pública para que también así se emita la cédula profesional y a la autoridades sanitarias que aprueban la impresión del recetario.

"De tal forma que cuando Erika atienda pacientes, no se vea sometida a actos discriminatorios cuando sus identificaciones aparezca el nombre de una persona del género masculino y frente a ellos esté una persona del género femenino", expresó Carlos Arredondo Sibaja, director del Centro de Educación Jurídica de la AIDH.

Por su parte Fernando Zamora Valadez, coordinador del Área de Litigio Estratégico, explicó que la Ley para la Familia y el Código de Procedimientos Familiares en Coahuila establecen que las actas de nacimiento no son limitables y son documentos que pueden modificarse siempre atendiendo a la realidad de la persona y por lo cual es posible iniciar este juicio especial de rectificación.

El abogado señala que el 7 de marzo se inició el procedimiento y hasta el momento el Registro Civil de Coahuila no ha respondido, por lo que esperan que la jueza resuelva a su favor una vez que se aporten las pruebas de que se trata de una mujer, como es el hecho de que Erika se asume y se identifica como mujer