Caso Iguala, la 'sentencia' de Peña Nieto

Debanhi Tienda y Elliott Ruiz
27 de Septiembre 2018, 08:15 a.m.
Caso Iguala, la sentencia de Peña Nieto

Foto: Proceso

Han pasado cuatro años de la desaparición de normalistas; familiares aún exigen justicia

Ciudad de México.- Hace cuatro años 43 normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” desaparecieron y sus padres aún piden justicia; este hecho fue noticia internacional y significó el declive del presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con Gilberto Miranda, analista político y consultor del Tecnológico de Monterrey, “el sexenio de Peña Nieto tiene un antes y un después de la desaparición forzada y posteriores asesinatos en Ayotzinapa.

“Ese suceso, ligado a la corrupción, rompió por completo la administración de Peña. Ese día en el que sucedió el terrible hecho se quebró por completo la percepción del Gobierno reformista”, comentó el experto.

Asimismo, Miranda consideró que después de la desaparición y posterior asesinato de los normalistas, la administración de Peña Nieto se sumergió en un espiral descendente sin fin.

Enrique Peña Nieto terminará su mandato como uno de los presidentes más devaluados de la historia moderna de México”, puntualizó el analista, quien agregó que es necesario que se aclare qué pasó aquel 26 de septiembre.

De igual manera, ayer el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su gobierno también investigará al Ejército con el fin de dar con los responsables de la desaparición de los 43 normalistas.

"Se va a investigar a todos para dar con el o los responsables", comentó AMLO, quien añadió que buscar y revelar la verdad sobre esos hechos no debe generar temor en ninguna institución.

"Las instituciones se fortalecen con la verdad y se debilitan con la mentira", señaló el Presidente electo.

¡Nos faltan 43!

Por otra parte, ayer en el Zócalo familiares de los 43 normalistas desaparecidos reprocharon que durante cuatro años han vivido un calvario lleno de impunidad y mentiras.

Además, criticaron la indiferencia del gobierno de Enrique Peña Nieto, pues aseguraron que hasta el momento no se ha podido esclarecer qué sucedió realmente ese día.

"El Presidente es un cobarde que no nos dice en dónde están nuestros 43 compañeros", dijo un manifestante.