Cierran negocios de EU en apoyo a migrantes

Redacción ABC
17 de Febrero 2017, 06:39 a.m.
Cierran negocios de EU en apoyo a migrantes

Foto: Especial

Iniciativa 'Un día sin inmigrantes' trata que autoridades de ese país reconsideren nueva estructura migratoria

EU.-Cientos de comercios en diversas ciudades de Estados Unidos cerraron ayer sus puertas y miles de personas no acudieron a sus labores cotidianas para apoyar el movimiento “Un día sin inmigrantes”.

En Austin, San Antonio, Nueva York, Washington, Chicago, Atlanta, Columbia, Boston y Minnesota, negocios que son propiedad de inmigrantes o que los emplean decidieron apoyar esta iniciativa ciudadana.

Asimismo, de acuerdo con agencias noticiosas, cientos de personas en diferentes metrópolis, especialmente de la Costa Este, hicieron a un lado sus actividades cotidianas para protestar contra la política migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

A través de redes sociales, activistas llamaron a los migrantes a no ir a trabajar ni a la escuela o de compras e incluso comer en casa durante el jueves, en un esfuerzo por resaltar el papel vital que cumplen en la sociedad estadounidense.

Grupos de derechos de los migrantes manifestaron su preocupación después de allanamientos federales la semana pasada, en que fueron arrestadas más de 680 personas que se encuentran en el país en forma ilegal.

Decenas de restaurantes mexicanos en el área de Austin e incluso algunas sucursales de la popular cadena de hamburguesas McDonalds se sumaron al paro, pero también chefs famosos, como José Andrés en Washington y Rick Bayless en Chicago, cerraron varios restaurantes en solidaridad con los manifestantes.

Algunos que permanecieron abiertos dijeron que donarían parte de la recaudación del día para grupos promigrantes.

En Nueva York, los dueños de los populares restaurantes Blue Ribbon cerraron varios locales, pese al impacto económico.

"Es para mostrar apoyo a nuestro personal y como equipo y familia", comentó Eric Bromberg, uno de los propietarios de un Blue Ribbon.

"Nuestros miembros acudieron a nosotros a preguntarnos cuál era el plan. Francamente, fue algo que surgió de la nada", contó Manuel Castro, el director ejecutivo de NICE (New Immigrant Community Empowerment) en Jackson Heights, Queens, Nueva York.

También en escuelas de varios estados, los salones estaban prácticamente vacíos como parte de la protesta.