Consejos para cuidar tu auto

Miguel Angel González Rubio
20 de Abril 2018, 06:00 a.m.
Consejos para cuidar tu auto

Foto: Especial

Al encender y manejar tu automóvil préstale atención para detectar posibles fallas que con el tiempo pueden resultar más complejas de lo pensado

Monterrey.- Es hora pico y vas manejando por una avenida congestionada, cuando sientes que tu vehículo no revoluciona como debiera o bien empieza a "cascabelear" sin aparente razón por lo que es necesario que te orilles.

¿Qué incómodo, no? Para verte envuelto en una situación como esta, no necesariamente tiene que ver la clase de automóvil, pues en mayor o menor escala ninguna marca o modelo está exento de fallas.

No sólo se trata de acelerar, frenar, ponerle gasolina y manejar muy alerta, sino también de darle mantenimiento y escuchar el motor de tu vehículo que se enciende cada mañana para trasladarte a tus destinos, de esta manera podrías evitar repentinas visitas al mecánico.

Los problemas siempre llegan cuando menos te lo esperas, pero hay ocasiones en las que basta escuchar atentamente o investigar un poco para saber a qué desperfecto nos enfrentamos y evitar males mayores.

Por ejemplo, muchas personas piensan que el aceite ayuda al coche a quemar combustible, pero en realidad su función es la de lubricar, enfriar y limpiar el motor.

Esto significa que si no hay suficiente aceite, tres cosas pueden pasarle a tu coche: degradación térmica (laca y depósitos carbonosos), oxidación (barniz y lodo) y calentamiento compresivo (hollín y alquitrán).

Estas cosas se depositarán en el motor, creando fricción en partes donde el aceite debe fluir normalmente. Una vez que esto sucede, el aceite comenzará a hacer lo contrario a lo que estaba destinado a hacer, creando más fricción, calentamiento dentro del motor y acumulando depósitos de suciedad. ¿Increíble, no?

ESCÚCHALO...

Silbidos Podría ser alguna fuga. Si también notas vapor, detente de inmediato y llama un mecánico. Si lo manejas así dañarías el motor.

Rechinido al frenar Quiere decir que los discos del freno se han rayado o las pastillas están desgastadas y puede dañarse el sistema de frenado.

Chillidos Cuando la banda se desgasta se escucha un sonido agudo al arrancar el coche o cuando revolucionamos el motor; no esperes a que se rompa. 

OBSÉRVALO...

Foquitos encendidos Atiende el tablero cuando se enciende un indicador; revisa el manual del auto, podría avisarte de un daño importante.

Manchas De color verde amarillento, celeste o naranja pueden indicar un sobrecalentamiento o una fuga del líquido en alguna manguera.

´Huellas´ Si ves aceite en el piso, en el lugar donde sueles estacionarte, indica una filtración del líquido de motor, transmisión o dirección asistida.

HUÉLELO... 

Chamuscado Puede ser un cortocircuito o bien que el material aislante se quemó. Detente y trata de detectar el problema.

Ácido denso Es muy seguro que se trate de aceite quemado, quizá tengas fuga y tu motor puede sobrecalentarse.

Gasolina Si huele después de un arranque fallido, es probable que el motor esté ´ahogado´. Espera unos minutos e intenta de nuevo. 

SIÉNTELO...  

'Cascabeleo´ Podría ser una falla en el motor; el propulsor no está recibiendo suficiente aire o gasolina, o que algo anda mal con las bujías.

Volante duro Es seguro que el líquido de dirección perdió sus propiedades y se vuelve más denso; cambia el líquido de dirección.

Inestabilidad El eje de la transmisión empieza a torcerse. Cuando pasa esto se genera una vibración al manejar en altas velocidades.