Deja Croacia a Rusia sin Mundial

Redacción ABC
07 de Julio 2018, 04:21 p.m.
Deja Croacia a Rusia sin Mundial

Foto: Internet

Falla el anfitrión en penales y se despide de su fiesta

Rusia.- Esta vez los penales no fueron la bendición para Rusia, y el equipo anfitrión de la Copa del Mundo dijo adiós al caer en Cuartos de Final ante Croacia.

La batalla entre los dos animadores europeos elevó el drama a su punto máximo, con empates 1-1 en tiempo regular y otro 1-1 en tiempo extra, para ir a la definición en penales, donde el conjunto de la ex Yugoslavia fue más certero.

Las lágrimas invadieron a miles de aficionados en el estadio Olímpico de Sochi, primero por la alegría de anotar el 2-2 a cuatro minutos de terminar el segundo tiempo extra, y después del desconsuelo por quedar en la raya en la definición desde los 12 pasos.

El resultado completa las llaves Semifinales de la justa mundialista,  y ahora Croacia buscará extender su sueño enfrentando a Inglaterra el próximo miércoles por el pase a la Final. El duelo será en el estadio Luzhniki.

El ganador de ese partido se medirá por el título al ganador de la otra llave que componen Francia y Bélgica, quienes se verán las caras el martes en San Petersburgo.

La fiesta había comenzado plena para el conjunto local, que al encontró el 1-0 al 36´ con disparo cruzado de Denis Cheryshev.

Pero aún celebraba la multitud en la tribuna cuando vino el 1-1 obra de Andrej Kramaric con unb cabezazo sólido a centro de Mandzukic para devolver la tensión al 39´.

Los dos equipos tuvieron alternativas para ponerse la frente, pero las actuaciones de sus porteros serían claves para mantener el marcador hasta los cinco minutos del alargue.

Ya en el tiempo extra, en un tiro de esquina por la derecha cobrado por Modric, Domagoj Vida se alzó para cabecear sólido, y la pelota cruzó entre un bosque de piernas para anidarse sin que nadie la tocara en la portería, en el 2-1 al minuto 100 que puso a Rusia contras las cuerdas.

Los rostros de incredulidad afloraron en la tribuna, Croacia encontraba espacios para un contragolpe que liquidara las acciones, pero justo una mano ingenua de Josip Pivaric en el vértice izquierdo del área abrió la puerta para que al minuto 115, tras un centro de Dzagoev, Mario Fernandes anotara el 2-2 que mandó todo a la definición por la vía de los penales.

Ahí, Fiódor Smolov falló por los rusos, dejando su disparo fácil para el arquero Subasic, lo que aprovechó Marcelo Brozovic para poner al frente a Croacia. Pero después del empate momentáneo de Dzagoev, el portero ruso Akinfeeu detuvo el segundo intento croata, obra de Kovacic, para poner todo como al principio.

El país celebraba en una montaña rusa de emociones, y al siguiente penal vendría de nuevo la decepción, ya que Mario Fernandes echó por un costado su intento y pasó de héroe a villano en la misma noche. Croacia ya no perdonaría, y el quinto penal lo marcaría Iván Rakitic, para dar el triunfo a su equipo y dejar sin fiesta a los soviéticos.