Elecciones 2018 castigan al PRI

Redacción ABC
03 de Julio 2018, 06:00 a.m.
Elecciones 2018 castigan al PRI

Foto: Especial

El partido tricolor no sólo perdió la presidencia de México, sino que no logró mantenerse fuerte en la Cámara de Diputados y el Senado

Ciudad de México.- Con un candidato presidencial en el tercer puesto y sin ganar ninguna de las gubernaturas que estaban en juego, las elecciones mexicanas dejan un PRI más débil que nunca como resultado de un declive cuyo comienzo se puede encontrar en dos casos: la "Casa Blanca" de Peña Nieto y el de Ayotzinapa.

El primero, que se inició cuando salió a la luz en 2014 la compra de propiedades a contratistas del Gobierno por parte del presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, fue sólo el comienzo de una espiral de casos de corrupción que salpicaron a decenas de personajes del PRI.

El segundo, ocurrido en septiembre del mismo año, representa la violencia implacable que se ha agravado en todo el territorio nacional, dando pie a cifras históricas de asesinatos y desaparecidos y poniendo en evidencia el fracaso de la política de seguridad del PRI.

"En México se suele decir que nunca pasa nada, y que nadie paga las consecuencias de los actos, y esta elección demuestra que no es cierto", dijo el politólogo Mario Campos, profesor de la Universidad Iberoamericana.

El hecho de que el candidato del PRI, José Antonio Meade, haya quedado el domingo en tercer lugar detrás del izquierdista Andrés Manuel López Obrador y el conservador Ricardo Anaya, "es muy revelador del desgaste y reclamo social que se fue gestando y acumulando a lo largo de estos seis años", asevera el también periodista.

En febrero de 2014, la portada del Time exhibía a un confiado Peña Nieto bajo el título "Saving Mexico" (Salvando a México).

La noche de ayer, en la conferencia en la que Meade reconoció la victoria de López Obrador, el rostro del candidato reflejaba la resignación por una derrota que las encuestas auguraban desde hace meses.

Además de la silla presidencial, el domingo también estuvieron en "juego" 300 diputaciones federales, de las cuales la coalición Juntos Haremos Historia había logrado obtener 210 al cierre de esta edición, cuando había un avance en el conteo del 93 por ciento.

Mientras que la coalición conformada por el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza sólo tenían 14. Asimismo, la coalición PAN, PRD y Movimiento Ciudadano lograron sólo 62 y Morena obtuvo ocho.

En el caso del Senado de la República, hay que recordar que se compone de 128 integrantes, de los cuales 64 se eligen por mayoría relativa (dos por estado), 32 son nombrados por el principio de minoría y se asignan al partido o coalición que gana el segundo lugar en votos, y finalmente están los 32 llamados de representación proporcional, de acuerdo con las listas que cada partido entregó al Instituto Nacional Electoral (INE).

En el primero de los casos, la coalición Juntos Haremos Historia ganó en 23 entidades y Morena sólo obtuvo Hidalgo; Por México al Frente se hizo de seis estados, Movimiento Ciudadano de uno (Nuevo León) y uno la coalición PRI-PVEM-Panal (Yucatán).

Algunos de los estados que más sorprendieron en estas elecciones en las que quedó victorioso Andrés Manuel López Obrador fueron sin duda Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.