Enfrenta Trump oposición por separar familias

Rogelio Romero
19 de Junio 2018, 10:31 p.m.
Enfrenta Trump oposición por separar familias

Foto: Especial

El mandatario estadounidense es fuertemente criticado por su política de separar a los hijos de migrantes y dejarlos en centros de Texas

McAllen, Tx.- Desde que comenzó la política de "cero tolerancia" impuesta por la administración del presidente Donald Trump, han sido separados de sus padres casi dos mil niños migrantes que se encuentran en instalaciones de Brownsville y McAllen.

El pasado fin de semana se informó que la medida sería aplicada y consiste, según la Patrulla Fronteriza, en enviar a instalaciones a los pequeños cuyos padres no puedan demostrar su identidad o parentesco al momento de ser detenidos.

La administración del presidente Trump recibió severas críticas por parte de demócratas y republicanos por incurrir en la separación de los niños de sus padres tras cruzar la frontera,

Organizaciones civiles,  gobernadores, abogados defensores de derechos humanos, así como grupos religiosos, han exigido a la administración federal que detenga esta política que separa a los niños de sus padres.

Incluso la exprimera dama de Estados Unidos, Laura Bush, calificó la acción como "cruel" y señaló que recordaba a los campos de detención donde se tuvo a cientos de japoneses tras la Segunda Guerra Mundial.

El cantante de música country Willie Nelson señaló en su cuenta de Twitter que invitaba al presidente Trump para que "venga a Texas y visitar juntos los centros de detención, para que conozca de primera mano lo que está pasando ahí".

Trump enfrenta la oposición de importantes sectores políticos de su partido, incluso el líder del Congreso de Texas, el republicano Joe Strauss; en una carta pide que la política de separación de familias termine porque "no es una forma de combatir la inmigración ilegal".

En McAllen, los congresistas federales Henry Cuellar y Vicente González  señalaron que la política de cero tolerancia debe terminal al considerar que se están violando los derechos humanos de niños y adultos.

Mientras tanto en Brownsville, una comisión de legisladores estatales, encabezada por el demócrata Joaquín Castro, visitó dos instalaciones donde se tienen albergados a mil 500 niños migrantes que fueron separados de sus familias.

"Esta situación debe terminar, pudimos observar cómo se encuentran los pequeños, esto debe concluir pronto", resaltó Castro.

Trump tiene el poder por decreto de detener el proceso de separación de las familias.