Evita desperdicios y ahórrate dinero

Giovanna Rojas
19 de Abril 2018, 06:00 a.m.
Evita desperdicios y ahórrate dinero

Foto: Especial

Te damos algunos tips para que no termines tirando alimentos en buen estado

Monterrey.- De acuerdo a cálculos del Grupo Técnico de Pérdidas y Mermas de Alimentos, de la Cruzada Nacional contra el Hambre, muestran que en 2016 cerca de 30 mil toneladas de alimentos se desperdiciaron al día, el equivalente a 37 por ciento de los comestibles que se producen en el país.

Ya no podemos ni debemos darnos el lujo de tirar comida. Poner en práctica hábitos y costumbres desde casa para que la comida se aproveche al máximo hace una gran diferencia.

Te decimos cómo pequeños cambios se pueden traducir en grandes ahorros.

Con la despensa:

Elabora menús. Antes de ir al supermercado ten una idea clara de lo que vas a cocinar y los ingredientes que necesitas.

Olvídate de los estereotipos en la estética de la comida. Si un plátano no tiene el amarillo brillante que esperas, una manzana está más pálida de lo normal, no los consideres alimentos no consumibles (aunque los productos maduros son para consumirlos pronto).

El pan frío puede ser más barato y tiene el mismo sabor que el fresco.

No compres grandes cantidades de alimento sólo porque tiene descuento.

Hacer una lista de lo que realmente necesitas siempre te da mejor control de compra.

No vayas al súper con hambre, pues terminarás comprando cosas innecesarias.

En el ´refri´:

Para evitar que las papas fritas, galletas o cereales se aguaden, guárdalos en el congelador.

Cuando guardes guacamole rocíalo con aceite de cocina en spray para que se mantenga verde.

Coloca una caja o una charola en tu refrigerador donde pongas la comida que ya está a punto de caducar. De esta forma le das prioridad y evitas su des- composición. Puedes ponerle un letrero que diga "comer primero".

Guarda la mitad de un aguacate con un pedazo de limón en un molde de plástico para que no se torne negro.


Controla las porciones que cocinas:

Mejora el control de los artículos con los que cuentas en la alacena. Haz un inventario y evita comprar productos que ya tienes.

Convierte tu pan viejo en crotones para que disfrutes de una rica ensalada.

Cuida las raciones que sirves, especialmente para los niños, deben ser adecuadas para su complexión, peso y actividad física.

Da más usos a tus frutas y vegetales.

Si los plátanos se pasaron de maduración y están negros, no los tires, haz un pan de plátano; también puedes agregar a tus licuados frutas muy maduras.

Prepara tus verduras en escabeche o hazlas puré.

Recuerda que hay muchas formas de sustituir ingredientes y obtener los mismos resultados, especialmente si quieres hornear, por ejemplo, 1 taza de azúcar se puede reemplazar con 1/2 taza de miel.

Un huevo se puede reemplazar con medio plátano maduro triturado.


*Con información de la Revista del Consumidor de la Profeco de marzo del 2018.