Exigen a Venezuela investigar ´suicidio´

Redacción ABC
10 de Octubre 2018, 08:11 a.m.

Amnistía Internacional emite una "Acción urgente" al gobierno de Maduro

Londres.- La organización Amnistía Internacional emitió ayer una "Acción urgente" mundial por el presunto suicidio del opositor Fernando Albán, quien estaba bajo custodia en Venezuela.

El organismo exige a las autoridades venezolanas una "investigación inmediata, exhaustiva e independiente" sobre hechos y la causa de la muerte del detenido, incluida la posibilidad de tortura.

Albán había sido arrestado el pasado sábado acusado de atentar contra la vida del presidente venezolano Nicolás Maduro, y sobre él pesaban cargos como el de terrorismo.

Amnistía Internacional exige además que la investigación cumpla con las leyes y normas de derechos humanos, incluido el acceso total a información para la familia de Albán.

Insta a las autoridades del país sudamericano que protejan el derecho a la vida e integridad personal de cualquier persona bajo custodia del estado y cumpla con la garantía de Derecho a un juicio justo.

El concejal Fernando Albán Salazar fue detenido el pasado sábado en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, cuando regresaba a su país tras viajar a Estados Unidos.

A Albán la Fiscalía le imputó los delitos de terrorismo, traición a la patria, asociación para delinquir y homicidio calificado frustrado en la persona del Presidente y de un alto mando militar.

Según el abogado de Albán, tienen indicios que hacen que el suicidio de su cliente sea improbable, pues el hoy occiso estuvo bajo la custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), y las celdas de la prisión están ubicadas en el sótano; hasta el momento las autoridades no han dado ninguna información sobre cómo habría accedido Albán al décimo piso.

Las autoridades venezolanas declararon que Albán se suicidó sin presentar ninguna investigación sobre las circunstancias de su muerte.

Amnistía Internacional ha documentado varios casos de detenciones arbitrarias por motivos políticos de personas percibidas como críticas a la política del gobierno, entre las cuales hay varias denuncias de tortura y otras malos tratos bajo custodia del SEBIN.

Amnistía Internacional, con sede en Londres, detalla en su página web que es un movimiento global integrado por más de 7 millones de personas en más de 150 países y territorios, y su objetivo es poner fin a los abusos contra los derechos humanos en todo el mundo.