GM cierra en EU; crece en México

Redacción ABC
07 de Diciembre 2018, 07:09 a.m.
GM cierra en EU; crece en México

Foto: Especial

La presidenta ejecutiva de la compañía, Mary Barra, dijo que pronto iniciará la fabricación de modelo Chevrolet Blazer en Tierra Azteca

Ciudad de México.- La compañía General Motors está a punto de lanzar la producción de su modelo Chevrolet Blazer en México y a un paso de cerrar cinco plantas en Estados Unidos y Canadá, algo que ha sido duramente criticado por legisladores estadounidenses.

Representantes de Michigan en el Congreso de Estados Unidos cuestionaron que GM fabrique dicho vehículo en México mientras reduce la producción en América del Norte y recorta casi 15 mil puestos de trabajo.

"Recibimos respuestas sobre algunas de las decisiones que han tomado, pero creo que necesitan revisar el proceso de decisión y comprender la importancia de fabricar (vehículos) localmente", dijo el senador demócrata Gary Peters.

"La razón por la que tiene exceso de capacidad en Estados Unidos es porque han desarrollado capacidad en México", agregó.

En el 2014, GM anunció que invertiría en total 5 mil millones de dólares en México hasta el 2018 para modernizar y ampliar sus instalaciones. GM dice que desde el 2009 ha invertido 22 mil millones de dólares en instalaciones en Estados Unidos.

Por su parte, el demócrata Sander Levin dijo que GM paga menos de 3 dólares por hora en cuatro plantas en México, una fracción de lo que paga en Estados Unidos.

"Ha sido muy rentable salir de Estados Unidos e ir a México", dijo Levin sobre el incremento de la producción de camionetas y SUVs en México.


DEFIENDE DECISIÓN

Respecto a las opiniones de los demócratas, la presidenta ejecutiva de la compañía, Mary Barra, comentó que sería "muy costoso" trasladar el montaje del modelo Chevrolet Blazer a una planta de Estados Unidos.

Y agregó que GM planea iniciar la producción de varios vehículos nuevos en Estados Unidos, incluidos dos nuevos modelos de Cadillac que se montarán en Michigan el próximo año.

Asimismo, la ejecutiva prometió mantener una "mente abierta" sobre el futuro de una planta en Ohio que perderá parte de su producción de vehículos, sin embargo, explicó que hasta ahorita la empresa continúa con el mismo plan.