Impone J Balvin reguetón en Coachella

Agencia EFE
14 de Abril 2019, 09:54 horas.
Impone J Balvin reguetón en Coachella

Foto: Internet

El colombiano se presentó el día sábado junto a Cardi B

Indio.- El ritmo sexy del reguetón conquistó Coachella de la mano de J Balvin, que dio un concierto multitudinario y apabullante para demostrar por qué este género latino que ha conquistado el mundo también puede enamorar al festival más "cool" y hípster del planeta.

"Nos demoramos quince años para que llegara el reguetón a Coachella", dijo el colombiano en medio de un concierto sin descanso, en el escenario principal de este festival en el desierto de California, y que contó como invitados con la española Rosalía y el jamaicano Sean Paul.

"Es una gran oportunidad estar hoy representando a los latinos con reguetón", afirmó durante un recital que rindió tributo a la comunidad hispana y que también homenajeó a los orígenes de este género musical que, ahora mismo, parece imparable.

Pero J Balvin ofreció hoy un momento cumbre más para la historia del reguetón al ser la primera estrella de este género en actuar con galones y en mayúsculas en Coachella, una brújula para saber qué es lo que está o no de moda.

"Y si el pueblo pide reguetón, reguetón... no se lo voy a negar", fue lo primero que escucharon los miles de fans que acudieron en la tarde para ver a Balvin.

El primer gran momento de la velada tuvo a Rosalía como protagonista, que había actuado el día anterior y que este sábado interpretó "Con altura" junto al colombiano.

Éxitos como "Si necesitas reggaeton dale" o "Safari" antes de echar la vista atrás para recordar los orígenes duros y potentes del estilo que le convirtió en una estrella.

En este segmento especial del concierto, el colombiano enlazó clásicos del reguetón como "Oye mi canto" de N.O.R.E. o "Gasolina" de Daddy Yankee que sirvieron para ver la evolución de un género que con Balvin ha alcanzado un sonido más fino y estilizado, tal y como mostró hoy con "No es justo".

Ya en el tramo final, una vibrante y sensual "I Like It", con dos bailarines con máscaras de Cardi B (que actuó ayer por sorpresa en Coachella) y Bad Bunny, hizo creer a los fans, por unos instantes, que iban a poder ver al trío de este éxito juntos sobre el escenario, algo que no llegó a suceder.

Y para cerrar el recital sonó "Mi gente", con una coda electrónica demoledora, casi en clave de "rave", y que, ante un público rendido, demostró que el reguetón no ha venido a Coachella de visita sino con la intención de regresar en los próximos años.

El concierto de Balvin llegó después de un día inaugural en el que participaron Rosalía, Mon Laferte y Los Tucanes de Tijuana como parte de la edición más latina de la andadura de este evento musical.