Listos católicos regios para la Semana Santa

Berenice Rojas
13 de Abril 2019, 18:27 horas.
Listos católicos regios para la Semana Santa

Foto: Cortesía

Este domingo comienzan las actividades religiosas con el Domingo de Ramos

Monterrey.- Los fieles católicos de Nuevo León, dan inicio a los actos religiosos de la Semana Santa con la celebración del Domingo de Ramos.

Pero ¿Qué significa el domingo de Ramos?, el Párroco José Manuel Guerrero  del Templo Sagrados Corazones de Jesús y María  del Uro, ubicado en el sur del municipio de Monterrey, nos explica este acto religioso con el que da inicio la Semana Santa.

"El domingo de Ramos es la entrada a una semana mayor que llamamos Semana Santa porque los cristianos somos la que la santificamos.

"Fue el pueblo pobre, sencillo y agraviado quien recibe a Jesús  en Jerusalén y eso es lo que celebramos el domingo de Ramos, la entrada triunfal de Jesús", explicó el Párroco Guerrero.

¿Qué pasa después del domingo de Ramos?

Comienza el Triduo Pascual que es la celebración que contiene la misa del  Jueves Santo con la lectura del Evangelio, la develación de la cruz el Viernes Santo  y la misa de la vigilia pascual el Sábado de Gloria a media noche.

"Aquí lo importante que el Triduo Pascual es una sola celebración que comienza el jueves santo y termina el sábado por la noche con la vigilia pascual",

José Manuel Guerrero explicó que en esos días no se da la bendición a los católicos como se acostumbra al terminar cada misa, hasta el sábado de gloria por la noche  que se conduce a la Resurrección de Cristo.

El estado de  Nuevo León cuenta con una población de casi 4 millones de católicos, según datos oficiales de la Arquidiócesis de Monterrey.

En las diferentes parroquias hacen las representaciones como el "Lavatorio de Pies" el día jueves.

También algunos católicos tienen la costumbre de visitar siete templos que se encuentran ubicados en la zona metropolitana de Monterrey.

Mientras que el Viernes Santo se conmemora la muerte de Jesús; la iglesia católica pide a los fieles guardar ayuno y abstenerse de consumir carne como muestra de penitencia.

El Sábado Santo para los católicos es día de luto, así que se reservan de cualquier celebración y se invita a la comunidad cristiana reflexionar en silencio mientras esperan el Domingo de Resurrección o Domingo de Gloria con el que culmina la Semana Santa.

.