Marchan en el país madres de desaparecidos

EFE
10 de Mayo 2018, 03:57 p.m.
Marchan en el país madres de desaparecidos

Foto: EFE

Se manifiestan en Ciudad de México, Jalisco, Chihuahua, Coahuila y Veracruz

Ciudad de México.- Marchan con el puño en alto, el paso decidido y la voz viva; el grito de justicia retumbó en la capital mexicana donde miles de mujeres, en el Día de las Madres, exigieron que los casos de sus hijos desaparecidos no queden en el olvido y recordaron que hoy no tienen "nada que celebrar".

Después de concentrarse en un lugar simbólico, el Monumento a la Madre, las participantes iniciaron su marcha rumbo al Ángel de la Independencia. De esta forma el emblemático Paseo de la Reforma se llenó de carteles y fotografías con los rostros de los desaparecidos.

Daniel, Francisco, Roy, Brenda, Antonio, Juan: por la avenida se leyó una larga sucesión de nombres que son únicamente una parte de las más de 35 mil personas no localizadas en el país, según datos oficiales.

La lucha y el dolor de las madres no entienden de fechas: mientras una mujer sostenía un cartel en que aparecía una joven desaparecida hace 96 días, otro grupo de madres sujetaba una gran pancarta en la que se veía a una docena de personas de las que no se tiene información desde la década de 1970.

Elba Hernández, una de las participantes, recitó a Efe una de las consignas más repetidas durante la manifestación: "Diez de mayo no es de fiesta, es de lucha y de protesta".

"No tenemos nada qué celebrar", sentenció esta veracruzana cuyo hijo, Brian Jesús, desapareció junto con otros seis jóvenes en abril de 2016 cuando acudió a una supuesta entrevista de trabajo. Tras dos años no ha habido respuesta de las autoridades y el caso se encuentra en un callejón sin salida.

Sólo se ha dado la detención de la persona que repartió los volantes con la convocatoria para la entrevista de trabajo pero "dice que lo contrataron, que le dieron 500 pesos para repartirlos y es todo lo que sabe", relató Hernández.

En su recorrido las madres alzaron sus mensajes de esperanza -"Hasta encontrarlos, no desistiremos", "Presentes siempre"- e hicieron llamados a los ciudadanos para que se sumen a una "lucha" que, aseguran, es de todos.

A su paso por la sede de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) el contingente se detuvo brevemente y entonó un "Ellos son los culpables, ellos son".

Frente a este edificio permanecen desde hace años los carteles que recuerdan a los 43 estudiantes desaparecidos en el municipio de Iguala (estado de Guerrero) la noche del 26 de septiembre de 2014.

Entre los asistentes se vieron a algunos de los padres de estos jóvenes así como a compañeros de los tres estudiantes de cine desaparecidos el pasado marzo en el estado de Jalisco quienes no confían en la versión oficial de las autoridades de que los jóvenes fueron asesinados por un grupo criminal y disueltos en ácido.

Al llegar al Ángel de la Independencia las madres se concentraron alrededor del monumento y comenzaron un mitin en que representantes de las distintas organizaciones de familiares de desaparecidos pasaron por el micrófono para expresar sus reclamos.

Juana Zavala, quien arribó en compañía de su esposo para pedir la búsqueda efectiva de su hija Itzel Abigail, desaparecida desde 2013, manifestó que los trabajos de investigación los realizan realmente las madres "porque las autoridades no hacen lo que deben hacer".

Afirma que falta que los funcionarios se "sensibilicen" porque los familiares llegan a ser revictimizados. En una ocasión uno de ellos le dijo a Juana que "él no tenía una bola de cristal para adivinar dónde estaba" su hija.

"Necesitamos a esa otra mitad de nosotros que nos hace falta y es por lo que venimos aquí, para que nos escuchen y la gente se sensibilice", concluyó Zavala.

Las marchas se repitieron hoy en más lugares del país, entre ellos Saltillo, Coahuila; Guadalajara, Jalisco; y Juárez, Chihuahua; y varias ciudades de Veracruz, estado azotado por la violencia y donde trabaja el colectivo de búsqueda "Solecito", conformado por madres de desaparecidos.