ONU condena ataque a indigenas mexicanos

EFE
06 de Abril 2018, 09:00 p.m.
ONU condena ataque a indigenas mexicanos

Foto: @ONUDHmexico

Tres miembros de la comunidad tzotzil fueron asesinados en un ataque el pasado 2 de abril

México.- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó hoy el ataque perpetrado por un grupo armado en la comunidad indígena tzotzil de Cotsilnam, en el municipio de Aldama del suroriental estado mexicano de Chiapas.

"Como consecuencia de este ataque tres personas murieron, un adulto y sus dos hijos menores de 18 años", apuntó el organismo en un comunicado al tratar este suceso del 2 de abril.

Asimismo, el 27 de febrero de 2018, el mismo grupo armado habría atacado a las comunidades de Tabak, Koko', Cotsilnam, Stselej Potop, Xuxchen, Puente, Yoctontik, Sepelton y la cabecera municipal de Aldama, y habría forzado el desplazamiento de 145 familias de origen tzotzil a otras comunidades en el estado de Chiapas, agregó.

"La ONU-DH lamenta la pérdida de vidas humanas como consecuencia de los continuos ataques de grupos armados en contra de población civil indígena en Los Altos de Chiapas, los que además estarían forzando a comunidades del municipio de Aldama a desplazarse a otras partes del estado", denunció la institución.

La oficina recuerda que el reciente desplazamiento forzado de miles de personas del municipio de Chalchihuitán, también causado por ataques de grupos armados del vecino Chenalhó, en noviembre y diciembre 2017, resultó en la muerte de varias personas.

Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México, expresó que "es inadmisible que continúen operando grupos armados al margen de la ley. La muerte de estas tres personas indígenas, derivada del ataque, es lamentable".

Así, urgió a las autoridades a garantizar seguridad y justicia a los afectados.

"La ONU-DH reitera la urgencia de lograr una solución duradera que ponga en el centro los problemas estructurales que han dado origen al desplazamiento interno forzado, empezando por la resolución de los conflictos que enfrentan estas comunidades en particular", apuntó el texto.

De acuerdo con datos de la ONU-DH, se calcula que más de 700 personas del municipio de Aldama, muchas de ellas mujeres, niños, niñas y personas mayores, han dejados sus hogares por el temor a ser atacadas por el grupo armado que opera en el municipio de Chenalhó.