Ahí la llevamos

Abner Reyna Salas
06 de Febrero 2018

Abner Reyna Salas

La semana pasada la plataforma “Cómo Vamos Nuevo León” expuso ante diversos actores de gobierno, sociedad civil, academia y ciudadanos interesados, los resultados de la encuesta de percepción ciudadana “Así Vamos 2017”.

Algunos de los datos que arrojó este estudio hacen bastante ruido y nos obligan a cuestionarnos sobre nuestro papel en la comunidad, por ejemplo, que sólo la mitad de los ciudadanos está al tanto de las acciones de su gobierno, para los alcaldes el 54 por ciento y para el gobierno estatal el 52 por ciento. 

De inmediato me pregunto, ¿qué está fallando?, ¿la comunicación de las autoridades sobre su trabajo?, ¿el interés popular por saber de sus actividades?, ¿o hace falta generar las condiciones sociales y materiales para el acceso a esta información? Muy probablemente sean las tres.

La encuesta también nos dice que sólo dos de cada 10 personas están involucrados en actividades de participación en la comunidad, un número bajísimo considerando que en el estado de Nuevo León hay cientos de organizaciones de la sociedad civil y grupos vecinales que necesitan la voluntad y la ayuda de más personas para sacar sus proyectos de beneficio público adelante, con los cuales si no nosotros, nuestros familiares, amigos, vecinos o compañeros de escuela o trabajo tendrán un impacto positivo en sus vidas.  

Otro dato que frustra, y no es para menos, es que sólo el 37 por ciento de la población piensa que puede influir mucho en las decisiones del gobierno. Pero ¿cómo? si somos quienes para bien o para mal resultamos afectados de esas decisiones. 

Si queremos que mejore la seguridad, el transporte público, el sistema de salud, la calidad de la educación pública y las condiciones de vida en general, el primer paso es cambiar la mentalidad.

Regios, somos más que eso, tenemos en nuestra historia y nuestra sangre la cultura del trabajo y la solidaridad, yo les tengo un reto, ¿y si para la próxima encuesta subimos esta cifra al 50, 60 o 70 por ciento? Hace falta motivarnos, creérnoslo para hacerlo, activarnos, involucrarnos, participar y alzar la voz. 

Debemos recordar día a día cuando nos levantamos para ir a la escuela o el trabajo, que en el siglo XXI una sociedad fuerte y moderna es aquella en la que el gobierno y los ciudadanos organizados trabajan codo a codo.

Twitter: AbnerMex

Instagram: abner.mex

abnerreynas@gmail.com


 

Comentarios