Carta a Andrés Manuel López Obrador

Abner Reyna Salas
04 de Julio 2018

Abner Reyna Salas

¡Felicidades!, lo logró. Es ahora usted el Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos.

Cayó, se levantó y no solo una vez, tuvo que armarse de mucha perseverancia e inteligencia para que ahora, por fin, pueda llevar ese título.

Pero no olvide nunca que los mexicanos le hemos dado la confianza de tomar el timón de nuestro país, porque creemos en que la vida de todos nosotros puede mejorar, creemos que la corrupción endémica se puede detener, creemos que son posibles los cambios, creemos que usted tiene la capacidad para esta honorable labor. Usted y su equipo cargan desde ahora con una nación entera, no traicione esa confianza.

Atravesamos enormes retos en la actualidad, una crisis de seguridad de la que nadie escapa, un sistema de justicia que hace poco por consolidar el Estado de derecho, una terrible situación de pobreza que envuelve a prácticamente la mitad de la población, una desigualdad aberrante que deja a millones sin oportunidades y talentos desperdiciados, una migración tanto de los sectores más vulnerables como de los más capacitados, ambos buscando mejor vida, muchos derechos siguen siendo aplastados por una cultura social que está lejos de ser inclusiva, una economía que no crece más allá del 2% o 3% y un aparato de Estado en el que el grueso de los mexicanos no confían.

Pero sabemos, desde nuestra característica picardía frente a la vida, que podemos sobrepasarlos con trabajo duro, con conciencia y con una buena mancuerna entre sector público, sector privado, sociedad civil y ciudadanos en general.

Hablo también como parte de la actual generación de jóvenes a la que pertenezco, le expreso: tenemos el entusiasmo y el hambre de transformar a México, queremos oportunidades, queremos un país donde el mérito y el talento sean un pilar fundamental del desarrollo, queremos demostrarle al mundo que los mexicanos somos chingones. Apueste por la educación, la evaluación de los maestros y por la investigación científica, que actualmente representa apenas la mitad de 1% del PIB. El mundo y su constante globalización nos exige estar a la altura de la competencia internacional.

México es un país insertado en las dinámicas internacionales donde los avances en la innovación y la tecnología permiten que la sociedad evolucione a mejores condiciones de vida. Herramientas como el Presupuesto Basado en Resultados son esenciales para la nueva gestión pública y el Blockchain promueve la transparencia con respecto al uso de las arcas públicas. Ambas pueden ser un excelente elemento en el combate a la corrupción.

Cuando lo entrevistamos en el Tecnológico de Monterrey, le pregunte si apostaba por las energías renovables, usted me dijo que sí, esperamos que lo lleve a cabo, está demostrado que la energía eólica, la energía solar, la energía hidroeléctrica o la geotérmica son más productivas y amigables con el medio ambiente, ese que se ha visto en peligro los últimos años.

Sea responsable con las finanzas públicas, escuche a sus asesores, la historia nos ha demostrado que los países que incrementan el gasto público sin un proyecto de inversión y diversificación que las soporte, están condenadas al fracaso. Apoye a los empresarios, sobre todo al sector de las pymes donde se encuentra el 70% de los trabajos en el país.

De igual manera, el México de hoy es producto de lo hecho por nuestros antecesores, como todo, hay cosas buenas y malas, no empiece de cero, así como los gobiernos anteriores se han equivocado, también han acertado. Como ejemplo, la autonomía de Banxico ha dado solidez a la economía nacional y a la inversión. Así mismo, las reformas del sexenio pasado corresponden a una nueva era de la historia nacional y muchos consideramos que tienen elementos importantes que consolidan nuestro porvenir, tratar de regresar al pasado aún con la melancolía de la prosperidad vivida en el período del desarrollo estabilizador, sería una medida de incertidumbre para las siguientes generaciones.

Por último, las expectativas en torno a usted y su equipo son muy altas y los ciudadanos estaremos vigilando su actuar, sobre todo quienes lo apoyamos, las mismas redes sociales que ha señalado como ‘benditas’, serán para nosotros una herramienta esencial para evaluarlo y criticarlo, seremos pues, cuando sea necesario, ese contrapeso que no tendrá en el Poder Legislativo.

Como mexicano de alma y corazón, deseo que su gobierno sea muy eficiente y que lo que haga durante el próximo sexenio sea para beneficio de todos nosotros.

 Éxito, señor Presidente.

-Abner Reyna Salas

Estudiante de Relaciones Internacionales


 

Comentarios