Unleash the kraken

Franco Ventura
12 de Septiembre 2018

Franco Ventura

Los Yankees han hablado sobre el impacto que Gary Sánchez podría ofrecer si recupera su forma de las últimas temporadas. Un impresionante jonrón de 460 pies debería ayudar a avivar su optimismo.

Sánchez bateó el jonrón más largo en Target Field esta temporada el lunes por la noche, llegando al tercer nivel con un batazo en el sexto episodio ante el abridor de Minnesota Kyle Gibson. Fue el decimosexto jonrón del año de Sánchez y su segundo en los últimos cuatro juegos.

El batazo abrió el marcador y fue el tercer jonrón más largo conectado por un yankee esta temporada, de acuerdo con Statcast, detrás de una explosión de Aaron Judge de 471 pies el 23 de mayo en Texas y un palo de Sánchez de 461 pies el 4 de mayo contra Cleveland.

“Eso pareció ponernos en marcha”, dijo el dirigente de los Yankees, Aaron Boone. “Tuvimos un momento difícil para llegar a ese punto. Gibson estuvo duro con nosotros de nuevo, fue muy duro con nosotros en Nueva York”.

Sánchez ha aprendido a no mirar la pizarra durante sus turnos al bate, ignorando el promedio de bateo de .189 que se muestra cuatro o cinco veces cada noche en las pantallas. En cambio, Sánchez se enfoca en la visión de un septiembre fuerte que lo preparará para los juegos de octubre.

“En este punto, cualquier hit me dará satisfacción”, dijo Sánchez. “Si ayudo al equipo, los tomaré todos”.

Para el crédito de Sánchez, el mánager Aaron Boone dijo que Sánchez respondió el desafío de los Yankees de “competir” y que manejó bien sus deberes durante el resto del juego. Boone alabó su actuación detrás del plato después de una excelente presentación de MasahiroTanaka el viernes en Seattle.

Incluso después de dos temporadas en la lista de lesionados con una lesión en la ingle derecha, batazos como el que Sánchez le dio a Gibson ofrecen un potente recordatorio de por qué los Yankees siguen creyendo que Sánchez es uno de los receptores de primera línea en la Liga Americana.



 

Comentarios