Métele que se mete

Homero Hinojosa
21 de Noviembre 2018
image

Homero Hinojosa

Quien fuera un "dron" para sacarle la vuelta al tráfico regiomontano.

Entre ubers y didis, alambiques urbanos suicidas y repartidores  kamikaze en moto, el conductor regio se las arregla para esquivar toda serie de congestionamientos a diario. Bendito Waze.

Tenemos que confesarlo: nos falta vocación y cultura vial. En Monterrey se nos ha olvidado la cortesía al manejar.

¿Porqué no avanza el auto vecino de enfrente? Seguramente está checando un video, contestando "al grupo" o enviando un generoso "like".

Los regios somos un poco daltónicos y méndigos al volante. En los cruceros, el rojo del semáforo lo confundimos con el verde y al amarillo lo ninguneamos.

Aquí en Monterrey marcar la luz direccional para sumarte a un carril es un mensaje de alerta para el "auto-loco" que viene por ahí detrás de que debe acelerar. ¡Métele que se mete!

Las rotondas en San Pedro o Simón Bolívar son la mejor prueba de manejo. Si logras incorporarte a la ola y pasar al carril deseado se incrementa tu auto-estima. Ya tienes un logro vial qué presumir al llegar a tu trabajo.

¿Quieres sentirte libre y experimentar cómo era el tráfico en Avenida Constitución en los 70´s? Levántate un domingo temprano y date cuenta por tí mismo. Bueno, mientras no haya un triatlón en el camino que te desvíe.

Podemos seguir ignorando los reglamentos de tránsito, construyendo más plazas comerciales en zonas ya saturadas de tráfico y autorizando más taxis de app .

Al final del trayecto solo ganaremos más estrés, gastaremos más gasolina y perderemos horas valiosas de nuestras vidas.

¡Dale que ya se puso el verde!


 

Comentarios