¿Dónde vamos a parar?

Juan Buxadé
26 de Julio 2019
image

Juan Buxadé

Dicen que recordar es vivir. El otro día navegando en redes sociales me apareció una foto que me hizo reflexionar, en ella aparecían de espaldas 6 jugadores del AC Milan colocados en una barrera para detener un tiro libre. Ellos eran: Gatusso, Kaká, Pippo Inzaghi, Seedorf, Pirlo y Cafú.

Estoy seguro que al leer los nombres de aquellos futbolistas mis estimados lectores esbozaron una sonrisa y como no hacerlo, ya que todos ellos ya son leyendas y ayudaron a que los rossoneri dominaran Europa por última vez.

¿Se imaginan cuánto costaría tenerlos hoy en día a esos monstruos juntos?

En esos momentos los 6 habían costado cerca de 90 mde, una cifra de escándalo para el 2006, pero creo que es mayor locura pensar que al día de hoy, João Félix, un joven portugués de 19 años y con poco más de 40 partidos en primera división, le costó al Atlético de Madrid 126 mde.

image

No hay duda que la tecnología y las comunicaciones en los últimos años han crecido casi exponencialmente, cuestión que ha ayudado a que el fútbol cada día llegue a nuevos rincones, creando más aficionados, y si esto lo leemos desde un punto de vista mercadológico, cada día hay más impactos en clientes potenciales.

Por ello el valor de los equipos ha ido creciendo y creciendo, y si se pagan 126 mde por un jugador es porque con él se espera generar muchísimo más.

Bien lo dijo José Mourinho cuando el Manchester United pagó 105 mde por Paul Pogba a la Juventus, convirtiendo al francés en el jugador más caro de la historia en 2016 “Esa cifra será nada en un futuro”. 3 años después es la sexta mayor cifra pagada por un futbolista.

Hace muchos años, el comprar al jugador más caro era un signo casi inequívoco de que era el mejor del mundo y hoy las cosas han cambiado. Los equipos buscan jóvenes con un gran presente pero mayor futuro, cosa que hace que las instituciones formadoras se froten las manos. Un ejemplo es el Ajax, quien maravilló la temporada pasada llegando a semifinales de la Champions League y que vendió a sus 2 pilares, Frenkie de Jong y Matthijs de Ligt (22 y 19 años respectivamente) en 75 mde cada uno… lo mismo que valía Zinedine Zidane en 2001.

¿Dónde vamos a parar? No lo sé, pero lo que va a terminar pasando es que los grandes, cada vez lo serán más comprando jugadores a base de cifras multimillonarias, mientras que los chicos buscarán sobrevivir formando jugadores que alimenten a los grandes tiburones.

¿Podremos ver otras barreras como la del Milan? Claro, pero ¿Cuánto estarán dispuestos a pagar?

 

Comentarios