¿El regreso del hijo pródigo?

Juan Buxadé
19 de Julio 2019
image

Juan Buxadé

El 23 de este mes se cumplirán 2 años de la mítica foto de Gerard Piqué al lado de Neymar con la leyenda de “se queda”. En esos momentos el central catalán trataba de convencer al extremo brasileño de que la mejor opción para su futuro se encontraba en Barcelona y no en París.

La imagen por mucho tiempo sirvió de burla, pero hoy parece que Neymar casi podría matar por poder subirla él y que ésta tuviera el mensaje de “me regreso”.

Y es que el paseo del 10 ha por la ciudad de las luces ha sido pasado más bien por penumbras. Las lesiones, los problemas con algunos de sus compañeros (Saludos a Cavani), la falta de resultados a nivel continental del PSG y la creciente sombra de un monstruo en potencia como Mbappé lo han hecho recapacitar. Aparte hay un hecho aun más importante que todo lo anterior, aunque también radica en ello: su sueño de ser el mejor del mundo se ha visto cada vez más lejos al lado de la Torre Eiffel.

Neymar está decidido a volver al Camp Nou pero la tarea no es sencilla ya que los azulgranas acaban de pagar 120mde por Griezmann y sus arcas después de ello no son las más boyantes, además de que parece el Paris  no ve con tan buenos ojos que se coloquen otros futbolistas en la operación como pretende el Barça.

Me gusta el término que usan en España para estas situaciones “un culebrón” y es que lo es y muy grande. Todas las partes parecen obligadas a entenderse pero el tema será ver que están dispuestas a ceder. Por lo pronto Ney ya está haciendo lo suyo y aceptó rebajarse el sueldo, además de retirar una demanda que tenía contra los blaugranas.

El que debe ser el hombre más feliz pero intranquilo en estos momentos debe ser Ernesto Valverde quien, si se da el fichaje, tendrá que ver como acomoda a todas sus piezas sin desequilibrar a un equipo que estaría obligado a ganar todo sin pretexto alguno.

Dicen por ahí que es de humanos equivocarse pero de sabios rectificar y creo que todo mundo merece una segunda oportunidad, pero también por otro lado es inevitable pensar:  ¿Qué hubiera pasado si Neymar nunca hubiera salido de Barcelona?

Les aseguro que Gerard Piqué lo ha pensado en más de una ocasión… y también Suárez y Messi, sus grandes amigos y cómplices

 

Comentarios