Pintura de auto, más allá de su belleza

Agencias
27 de Abril 2018, 07:50 a.m.
Pintura de auto, más allá de su belleza

Foto: Especial / El proceso de pintura en los vehículos es más laborioso de lo que uno podría imaginar.

Además de enaltecer el diseño y darle esa presencia que tanto te gusta, la pintura alarga la durabilidad de los componentes de tu vehículo

Monterrey.- Una de las partes en las que menos pensamos cuando nos imaginamos el proceso de fabricación de un auto es la pintura.

Generalmente lo único que nos importa es el color del auto, pero el recubrimiento de la carrocería es mucho más importante que sólo un detalle estético.

La pintura sirve, entre otras cosas, para proteger al auto de la intemperie. Esto quiere decir que si el trabajo de pintura que tiene es bueno, soportará mejor las inclemencias de la naturaleza, y ayudará a los componentes del vehículo (metal, fibra de carbón, etcétera) a ser más resistentes a la corrosión y el desgaste.

Aunque los procesos de pintura están estandarizados a través de la industria, no es lo mismo pintar un auto de 200 mil pesos que uno de 2 millones. El inicio del proceso es igual para todos. Una vez que el esqueleto del auto está ensamblado, se limpia con químicos especiales para después recibir una capa de "primer".

Esa capa se hornea y una vez que está seca se aplica la pintura encima.

Se vuelve a hornear y se aplica una capa de laca transparente para proteger la pintura. Una vez que está seca se pule y el proceso de pintura está listo.

Más caros, más detallados

En los autos de volumen es un proceso robotizado que es bastante sencillo, pero cuando hablamos de un auto de alta gama la cosa cambia.

La calidad de los materiales es diferente y el proceso es más largo, hay casos en los que se hace en una cámara al vacío para que no haya ningún tipo de partículas de polvo que puedan quedar atrapadas dentro de la pintura.

Una vez que se termina el proceso de pintura, cada auto se inspecciona y se pule a mano para obtener un resultado perfecto.

Muchas veces toda esta atención al detalle en el proceso, contando las múltiples capas de pintura y laca protectora, sirve como aislante para el metal del auto, ayudándole a soportar las diferentes temperaturas y elementos de la naturaleza.

Con un buen trabajo de pintura, la estructura de nuestro auto será más resistente y estará protegido, aunque también ello dependerá de los cuidados y el buen mantenimiento que le demos.