Ponte 'buzo' en tu área de trabajo

Redacción ABC
22 de Febrero 2018, 08:57 a.m.
Ponte buzo en tu área de trabajo

Foto: Especial

Evita cometer malos hábitos laborales y deja una muy buena impresión

Monterrey.-   Cuando se lleva mucho tiempo trabajando en un mismo sitio, todos vamos adquiriendo hábitos laborales.

Algunos son muy buenos, pero otros no tanto. Los malos hábitos o comportamientos negativos no te harán automáticamente una mala persona, pero como empleado pueden dejar una muy mala impresión tuya e incluso costarte el trabajo.

Aquí te dejamos algunos hábitos que todo empleado debe eliminar o reducir.

1.- Postergar: Algunas personas trabajan mejor bajo presión, pero dejar todo para el último minuto es un llamado a los problemas.

Si no dejas tiempo de tolerancia para completar las tareas, corres el riesgo de encontrarte con un obstáculo inesperado que te haga exceder la hora de entrega. 

2.- Caer en lo irrespetuoso: Tutear a tu jefe(a) y salir socialmente con él o ella, incluso a bares o fiestas, es común en algunos equipos de trabajo.

Pero eso no borra las jerarquías; éstas existen por algo y una persona no deja de ser el empleado ni la otra el jefe, incluso si entre ellos existe una relación amistosa.

Nunca cruces la línea dirigiéndote a tus superiores como si se tratara de tu mejor amigo o de tus subordinados.

Ser cordial y cuidar las formas no es sinónimo de humillación o sumisión ni una práctica anacrónica, simplemente son muestras de educación.

3.- Impuntualidad o escasa asistencia: Si constantemente llegas tarde al trabajo o extiendes tus recesos muestras una actitud de complacencia y falta de cuidado.

Así que llega a tiempo o incluso un poco temprano para demostrar que eres consciente del tiempo y que te preocupas por tu trabajo y también por el tiempo de los demás.  

4.- Mentir: Falsificar documentos o plagiar intencionalmente algo, mentir sobre tus horas de trabajo, hacer mal uso de la tarjeta de crédito de la empresa, robarse el crédito de los logros de tus compañeros de trabajo o robar de cualquier modo a tus empleadores te puede costar el trabajo.

Recuerda que la manera más segura para que cualquiera de nosotros pierda el trabajo de forma repentina y miserable es tener el hábito de desviar las verdades y mentir, aunque sea de formas pequeñas.

OJO CON... Hablar mal de tus compañeros: No es agradable una persona que habla mal a las espaldas de otra.

Desinterés: Evita mostrarte desinteresado en el cumplimiento de una tarea o un objetivo.