Puentes peatonales no son la solución: ONG

Redacción ABC
12 de Octubre 2018, 08:19 p.m.
Puentes peatonales no son la solución: ONG

Foto: Archivo

Luisa Peresbarbosa Garza, Directora de Movimiento de Activación Ciudadana (Movac), asegura que muertes en Carretera Nacional son por una crisis de seguridad vial

Monterrey.- Nuevo León enfrenta una crisis de seguridad vial, así lo aseguró Luisa Peresbarbosa Garza, Directora de Movimiento de Activación Ciudadana (Movac).

La falta de infraestructura que proteja a los usuarios de la vía pública, la ausencia de una legislación que resuelva la problemática de inseguridad vial; y la poca o nula existencia de programas de educación y de comunicación que construyan una cultura vial son las tres causas principales por las cuales las personas son atropelladas en vialidades de ese tipo.

"Las muertes ocurridas en la Carretera Nacional por hechos de tránsito no se deben a la falta de puentes peatonales, ni a la ausencia de policías de tránsito. Es un problema mucho más grande que el Gobierno del Estado de Nuevo León, ni los ayuntamientos municipales, han querido reconocer. Nuevo León enfrenta una crisis de seguridad vial, en promedio, todos los días, mueren dos personas por esta causa y muchas más quedan gravemente lesionadas (STCONAPRA, 2017).

"Las muertes y lesionados son el resultado de tres factores: la falta de infraestructura que proteja a todos los usuarios de la vía pública, en especial a las personas que caminan o andan en bicicleta; la ausencia de una legislación que resuelva la problemática de inseguridad vial y que garantice la seguridad de las personas; la poca o nula existencia de programas de educación y de comunicación que construyan una cultura vial. Movimiento de Activación Ciudadana (MovAC) cree que las autoridades municipales y estatales deben de invertir en programas integrales de seguridad vial que contemplen los tres ejes: infraestructura, legislación y educación. En conjunto, no solo un eje.

"De poco va a ayudar colocar puentes peatonales, si no se regula la velocidad de los vehículos motorizados, más adelante de la Carretera Nacional surgirá el mismo problema. Tampoco podemos colocar vigilancia de policías de tránsito las 24 horas del día, no hay recursos humanos suficientes en ninguna corporación. Necesitamos que nuestra ciudad empiece a cambiar considerando que la calle es de todos: peatones, ciclistas, usuarios de transporte público y conductores de vehículos motorizados, por tanto nuestras calles deben contemplar la seguridad de todos los usuarios. Ninguna muerte o lesión grave por hechos de tránsito es aceptable", explicó.