¡Qué bonito ´problemón ´ de Tigres!

Rafael Martínez
02 de Agosto 2018, 06:00 a.m.
¡Qué bonito ´problemón ´ de Tigres!

Foto: Especial

Carioca dice que es un reto jugar al lado de Pizarro en el 11 titular que "Tuca" Ferretti ha configurado

San Nicolás.- Por sus grandes cualidades, la mancuerna Rafael Carioca y Guido Pizarro en la media cancha de Tigres ha empezado a rendir frutos, aunque el brasileño reconoció ayer que no ha sido fácil acoplarse con el argentino.

Carioca llegó al equipo felino para el Apertura 2017, ante la salida de Pi­zarro hacia el Sevilla de España; pero al regresar éste a la UANL, y contrario a los pronósticos, el entrenador Ricardo Ferretti ha dado la oportunidad de par­ticipar a los dos como titulares, pese a que tienen similares estilos de juego.

"Guido tiene un liderazgo muy grande en la cancha, pero tengo que ensayar un poco más porque a él le gusta más quedarse atrás para ayudar a la defensa. Para mí no hay problema, porque poco a poco yo voy mejorando, aunque la función es diferente. Con tiempo iremos mejorando", expresó el amazónico.

Desde el juego por el título Campeón de Campeones 2018, que le ganaron por 4-0 a Santos Laguna el mes pasado, Carioca y Pizarro han sido el "cinturón" del cuadro universitario y han rendido resultados al contener a sus rivales.

Rafael brinda esfuerzo, toque rápido y posee un disparo potente, razón por la que Ferretti lo ha mantenido de titular, al igual que Guido, quien aporta fuerza, recuperación e inteligencia para repartir balones a sus compañeros.

Tras dos jornadas del Torneo Apertura 2018 de la Liga MX, los dos han jugado desde el inicio, ante León y Tijuana, y el equipo sigue sin recibir gol. No obstante, el domingo pasado contra Xolos, Carioca salió de cambio en la segunda parte.

"El torneo anterior me quedaba un poco más atrás para ayudar a Juninho y a Hugo, pero ahora (con Guido en la cancha) tengo la responsabilidad de jugar cerca de André (Pierre Gignac).

"(Ante Xolos, Ferretti) quería poner a (Jorge) Torres Nilo por la izquierda, porque por ahí nos estaban atacando", expresó el brasileño de 29 años de edad.