¡Qué comience la fiesta!

Miguel González Rubio
03 de Febrero 2019, 16:59 horas.
¡Qué comience la fiesta!

Foto: Especial

Patriotas y Carneros protagonizarán el Super Bowl LIII, como hace 17 años, cuando Nueva Inglaterra se coronó por primera vez con la dupla Belichick-Brady

Atlanta.- La dinastía de los Patriotas de Nueva Inglaterra no parece tener fin, y hoy en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta, tendrá una oportunidad más de alzar el título cuando se enfrente a los Carneros de Los Angeles en el Super Bowl 53.

Para los Patriotas, este será su tercer Super Bowl consecutivo y el noveno desde el año 2001. Mientras tanto, los Carneros estarán disputando su primer duelo por el título desde el Super Bowl XXXVI, partido que curiosamente perdieron ante Nueva Inglaterra y que dio inicio a la era de Bill Belichick-Tom Brady en la NFL.

Existieron muchas dudas hacia los Patriotas al arranque de esta postemporada, pero hoy por hoy, el mariscal Brady y compañía podrían estar jugando a su nivel más alto de toda la campaña. En especial, la ofensiva ha elevado su nivel y ha logrado promediar 38.7 puntos a lo largo de sus últimos tres encuentros.

Tal vez el punto más importante de todos podría ser el resurgimiento del ala cerrada Rob Gronkowski, quien viene de una actuación fenomenal ante los Jefes de Kansas City en el partido de Campeonato de la AFC.

Gronk acumuló 11 atrapadas, y una actuación similar ante los Carneros podría ser un desastre para el conjunto angelino, tomando en cuenta que tienen la segunda peor defensa de toda la Liga ante alas cerradas.

Pero los Carneros no serán un rival fácil. En la Final de la NFL, todo parecía indicar que Santos se impondría en el camino rumbo al al Super Bowl LIII. Sin embargo, Sean McVay y sus pupilos lograron anotar 26 puntos en los últimos tres cuartos para llevarse el triunfo en su visita a Nueva Orleans.

Quizá lo más impresionante de la victoria sobre los Santos fue la actuación del mariscal Jared Goff, quien ha tenido una postemporada casi perfecta, además del corredor C.J. Anderson, que durante los últimos cuatro partidos ha promediado 193.5 yardas terrestres y ha acumulado ocho touchdowns durante dicha racha.

El 3 de febrero de 2002, Patriotas venció en el Súper Tazón XXXVI (por 20-17) al ahora equipo de Los Ángeles cuando jugaba en San Luis, pero ahora Carneros intentará que la historia sea distinta. ¿Podrá?