Rayados, ¿consumará la tragedia?

Oscar Velázquez
16 de Abril 2018, 06:48 a.m.
Rayados, ¿consumará la tragedia?

Foto: Mexsport

La permanencia de Lobos en Primera División estará en manos de Monterrey, que si la derrota el sábado lo condena al descenso

Monterrey.-  Monterrey está al borde de calificar y un triunfo el próximo sábado lo pondría en la Liguilla de forma oficial, sólo que esta vez el premio por ese festejo sería la tragedia para otra plaza de la Liga MX.

Y es que si los albiazules toman los tres puntos que requieren en la Jornada 16, estarían condenando a Lobos BUAP a dejar el máximo circuito, definiendo la quema de este año futbolístico.

A sólo un año de haber debutado en Primera División, el conjunto poblano quedaría oficialmente descendido si cae el sábado ante Rayados, sin importar lo que pase con Veracruz en su duelo ante Toluca.

Con los resultados de la Jornada 15, al plantel se le agotó el margen de maniobra, y llegará agonizando a su duelo de la penúltima fecha, ya con el destino fuera de sus manos.

De hecho, la escuadra universitaria podría descender esta semana aun sumando un empate ante el Monterrey, pues a los jarochos les bastaría un triunfo en su duelo ante el Toluca para sentenciar la lucha.

Para Monterrey sería un drama conocido, pues en años recientes le ha tocado ser el último verdugo de equipos que se van del máximo circuito con el resultado directo.

En 1996, en el último torneo largo, Monterrey venció 2-1 a Tigres y se consumó la caída de los felinos a la Primera División A.

En 1999 Rayados vivió ante Puebla un duelo directo por el descenso, con el Celaya como el tercer involucrado jugando a la misma hora ante el América en la capital.

Al final se dio un empate 1-1 en el Tec y otro 2-2 en el Azteca, y Monterrey quedó salvado y el Puebla descendido.

Hoy a Rayados no le mueve el tema porcentual, de hecho el partido ante Lobos enfrentará a los dos polos en la tabla de los cocientes, Monterrey en la cima y Lobos en el sitio 18. 

UNA LUCHA ENTRE DOS

Al perder ayer los Tiburones, la lucha por no descender queda entre ellos y Lobos.

Si Veracruz gana sus dos juegos que le restan por disputar, está matemáticamente salvado. No importa lo que haga Lobos.

Si los veracruzanos hacen tres puntos, los poblanos tienen que ganar sus dos cotejos restantes para salvarse.