Rayados pierden otra Final en casa

Rafael Martínez
31 de Octubre 2018, 10:26 p.m.
Rayados pierden otra Final en casa

Cruz Azul derrota al Monterrey en el BBVA Bancomer con marcador de 2-0 en Final de Copa MX

Monterrey.- Esta vez no hubo "cruzazuleada", y en plena noche de Halloween el fantasma del subcampeonato se apareció y se apoderó de los Rayados del Monterrey.

En una "casa embrujada" se ha convertido el BBVA para Rayados, pues con esta derrota los albiazules registran ya su tercera final perdida en su estadio en apenas tres años de existencia, y la sexta jugando como local.

El partido lo inició el cuadro local con mayor intensidad, obteniendo tres tiros de esquina en los primeros minutos de juego, pero los visitantes poco a poco se fueron asentando en el terreno de juego.

Monterrey siguió al frente y a los 11 minutos generó la primera clara del partido. En linderos del área Dorlan Pabón tocó al lado izquierdo para Rogelio Funes Mori, quien amagó de izquierda y disparó de derecha, tapando Pablo Aguilar con una barrida.

Dos minutos después vino la respuesta de la máquina. Elías Hernández le ganó la espalda a Gallardo y recortó a Johan Vásquez, y cuando parecía que quedaba solo, llegó Basanta a cortar la pelota dentro del área, sacando el peligro.

Milton Caraglio tuvo la oportunidad de abrir el marcador al minuto 30, pero en un centro por derecha, decidió aflojar el cuerpo y caer dentro del área en lugar de buscar ir con convicción a rematar de cabeza a un par de metros de la línea de gol.

Pero no pasó mucho tiempo para que la Máquina pitara. Al 34 Aldrete desbordó por izquierda y metió un largo centro a segundo poste que alcanzó a manotear Juan Pablo Carrizo, pero para su mala fortuna el balón quedó pleno a Elías Hernández, quien sin pensarlo sacó un potente disparo que aunque Basanta desvió, no pudo evitar que entrara a portería.

Esta anotación lejos de caer como balde de agua fría en los aficionados, más se dedicaron a apoyar impulsando al equipo a ir por el empate.

Monterrey tocó la puerta en dos ocasiones. Primeramente Daniel Lajud aprovechó un rebote del arquero Allison, tras un disparo de Pabón, pero al marcar el gol en el contra remate, el canterano fue pitado en fuera de Lugar.

Otro fuera de lugar bien marcado salvó a los Cementeros, luego de que Fernando Guerrero marcara penal de Aguilar sobre Funes Mori, el juez de línea dos, Israel Valenciano, levantó su bandera y avisó al "cantante" de que el delantero rayado se encontraba en posición adelantada.

Para el segundo tiempo Caixinha mandó a la cancha a Martín Cauteruccio, por Milton Caraglio y el cambio rápido rindió frutos.

El "Piojo" Alvarado abrió para Elías y éste solamente tocó al costado derecho, donde entró solo y sin marca Cauteruccio para empujar la pelota y poner el 2-0.

Ya con la desventaja de dos goles, Alonso buscó de inmediato una reacción, realizando dos modificaciones de golpe, al dar ingreso a Pizarro y Avilés Hurtado.

Sin embargo Monterrey siguió luciendo inoperante, con muchos centros imprecisos, y aunque la gente no dejó de apoyar, el ánimo en las gradas iba decayendo. Un campeonato más se estaba esfumando en casa, en el "Gigante de Acero".

Cruz Azul se veía cómodo y a base de contragolpes estuvo a punto de marcar el tercero, pero una vistosa atajada de Carrizo y una abanicada de Cauteruccio en el contra remate, seguía manteniendo con vida al Monterrey.

Se cumplieron los 90 minutos más el agregado, el silbante pitó el final y Cruz Azul dejó atrás fantasmas y se proclamó campeón de la Copa Mx, ante la mirada incrédula de los Rayados, convirtiéndose el BBVA en el estadio del festejo ajeno.