´Rayan´ su pase a la Liguilla con un 2-0

Víctor González
03 de Noviembre 2018, 09:20 p.m.
´Rayan´ su pase a la Liguilla con un 2-0

Derrotan Rayados a unos aguerridos Tiburones Rojos y llegan a 26 puntos en la Tabla General.

Monterrey.- El trago amargo del miércoles pasado quedó en el olvido para Rayados, que esta noche le dio vuelta a la página y se echó al bolsillo tres puntos al vencer 2-0 al Veracruz.

La cifra mágica de 26 puntos con los que se clasifica a la Liguilla fue alcanzada esta noche por Monterrey, que aunque sin ser contundente, dio un paso importante en el primero de sus últimos tres partidos del torneo.

Los goles de Rodolfo Pizarro y Jesús Gallardo encaminaron la octava victoria albiazul de la campaña, teniendo como testigo a un Estadio BBVA Bancomer "a medias aguas", con tan sólo la mitad de aficionados de su capacidad total.

Esta vez no fue la lluvia, ni el horario el que estaba en tela de juicio por la baja asistencia, si no el funcionamiento del equipo regiomontano el cual fue recriminado por los aficionados con abucheos hacia Dorlan Pabón al inicio, y Avilés Hurtado durante el partido.

Los jarochos fueron quienes se acercaron con peligrosidad los primeros minutos del encuentro pero no pudieron concretar, acción seguida, los albiazules respondieron con embates de Gallardo y Madrigal pero que no llegaron a más.

El flamante refuerzo de los Rayados por quien se pagó alrededor de 16 millones de dólares, Rodolfo Pizarro, volvió a reconciliarse con el gol y logró marcar su primera anotación con la casaca rayada.

En el segundo tiempo, Veracruz hizo presión y atacó el arco rayado pero se topó con un Marcelo Barovero inspirado que terminó como jugador del partido.

En los últimos minutos del encuentro, los Tiburones Rojos se fueron al frente en busca del empate, situación que Rayados aprovechó para contragolpear y finiquitar el partido con una descolgada de Pabón que terminó definiendo Jesús Gallardo al 71.

Con la victoria, Rayados llegó a 26 puntos, cuatro más que el noveno lugar, que le permiten respirar tranquilo, con pie y medio en la Liguilla.