Relata a jurado primera fuga de 'El Chapo'

Agencia EFE
16 de Noviembre 2018, 10:05 a.m.
Relata a jurado primera fuga de El Chapo

Foto: Especial

Jesús Zambada "El Rey" conoció a Guzmán en persona por primera vez en 2001

Nueva York.- Toneladas de cocaína, asesinatos y huidas de prisión son sólo una pequeña parte de la leyenda de Joaquín "El Chapo" Guzmán, según cuenta a un jurado neoyorquino uno de sus antiguos colaboradores.

Jesús Zambada García, alias "El Rey", es el primer gran testigo del Gobierno estadounidense en el caso contra Guzmán, considerado uno de los mayores narcotraficantes de la historia y que se enfrenta a cadena perpetua de ser considerado culpable.

Durante unas tres horas este miércoles y otras cinco el jueves, "El Rey" contó al detalle el origen del Cártel de Sinaloa, su estructura, su funcionamiento y varios de sus episodios más sonados.

image

 Zambada García desmintió de entrada uno de los ejes de la estrategia de la defensa: que su hermano, Ismael "El Mayo" Zambada, y no "El Chapo", era el líder único del Cártel de Sinaloa.

"Eran socios", dijo sobre los dos capos. Según dijo, el Mayo y el Chapo tenían "una relación de trabajo, una sociedad para la importación de cocaína, de narcotráfico", en la que iban "a medias".

image

Zambada conoció a Guzmán en persona por primera vez en 2001, poco después de su huida del penal de Puente Grande, cuando junto a su hermano fletó un helicóptero para evitar que su "compa", tal y como se referían a él, fuese capturado nuevamente por las autoridades.

Después de que el helicóptero depositase a Guzmán sano y salvo en Querétaro, el propio Zambada y su esposa se encargaron de llevarle en automóvil hasta la Ciudad de México.

Ocultándose detrás de un periódico para evitar ser visto, "El Chapo" se encontró a su llegada a la capital con una patrulla policial. 

image

La cooperación entre el Cártel y autoridades mexicanas fue uno de los puntos fuertes del testimonio de Zambada García.

El Ejército, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal de Caminos, la Policía del Distrito e incluso la Interpol, en todas había oficiales sobornados para proteger a los narcos.

"El Chapo" fue otro de los objetivos de los sicarios del clan de los Arellano Félix, que en 1993 fallaron en su intento de liquidarlo en el aeropuerto de Guadalajara y que, por error, mataron allí al cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.

image

Según "El Rey", un par de años después Guzmán le admitió que "si algo le dio gusto, fue haber matado" a Ramón Arellano Félix.

image