Reviven secuestros masivos en Tamaulipas

Alejandra Coronado
11 de Marzo 2019, 12:20 horas.
Reviven secuestros masivos en Tamaulipas

Más de 70 migrantes fueron encontrados sin vida en 2010 en San Fernando.

No es la primera vez que grupos armados raptan a pasajeros de autobuses; esto ya había ocurrido en 2010 y 2016

Tamaulipas.- Han pasado cuatro días desde que un grupo armado secuestrara a 19 personas que viajaban en el autobús de Transpaís con número económico 9596 que se dirigía a Reynosa y había salido del puerto de Tampico a las 06:25 de la mañana.

De acuerdo con el reporte de la empresa, a lo largo del trayecto el autobús fue abordado por 52 personas: 24 hombres, 10 mujeres, nueve adultos mayores y nueve menores de edad, sin embargo, cuando el vehículo fue atacado sólo había 41 pasajeros, pues 11 ya habían bajado en distintas estaciones de la ruta –Aldama, Altamira, Miguel Alemán y Soto la Marina-.

El secuestro, según fuentes oficiales, ocurrió a las 12:55 horas en el kilómetro 79 de la carretera San Fernando-Reynosa. El chofer de la unidad, José "N", explicó que una camioneta de color gris y una camioneta Lobo doble cabina, de color negro, le cerraron el paso y agregó que después en la zona aparecieron más camionetas pero aseguró que "no recuerda sus características".

De las camionetas bajaron hombres armados que abordaron la unidad y comenzaron a escoger a los pasajeros. De acuerdo con el chofer, se llevaron a entre 19 y 22 de ellos. El autobús siguió su marcha una hora más. Llegó a la central de Reynosa alrededor de las 14:00 horas.

Los pasajeros del autobús se negaron a denunciar lo que había ocurrido por temor, sin embargo, las autoridades cuentan con los nombres de todos los que viajaban en la unidad pero aún no determina quienes fueron privados de su libertad.

Este caso recuerda al ocurrido en 2016, un comando armado secuestró a 15 personas que viajaban en un autobús que transitaba por el estado de Tamaulipas.

Los hechos ocurrieron el lunes 12 de septiembre, cuando el autobús tenía pocos minutos de haber salido de la central de transportes de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza con Estados Unidos. El conductor dijo a autoridades que se resistió a detenerse pero los hombres lo persiguieron y rompieron los vidrios del autobús hasta que detuvo su marcha.

Asimismo, el caso ocurrido este 7 de marzo recuerda al de hace nueve años, en agosto de 2010, cuando dos autobuses en los que viajaban 77 migrantes procedentes de Ecuador, Honduras, Brasil y Guatemala, fueron interceptados por los Zetas.

Los migrantes fueron llevados al ejido El Huizachal: ahí los encerraron en una bodega y les hicieron una oferta: ser reclutados por el grupo criminal; 72 de ellos (58 hombres y 14 mujeres) se negaron por lo que fueron asesinados con un tiro en la cabeza.

Un ecuatoriano logró sobrevivir a los hechos y el 24 de agosto del 2010 a las 07:00 horas llegó hasta un retén del ejército en la carretera 101 de Tamaulipas, en la frontera entre México y Estados Unidos. Se arrastró hasta el primer soldado que ve y le dice: "Soy Luis Freddy Lala Pomavilla, de 18 años, inmigrante ecuatoriano rumbo a los Estados Unidos. Hombres armados nos secuestraron. Los mataron a todos".

Al año siguiente, en 2011, las autoridades localizaron en San Fernando, Tamaulipas, 47 fosas con 196 cadáveres de migrantes y pasajeros de autobuses que fueron secuestrados por hombres armados.

Ubicado en un cruce de caminos que conducen hacia las ciudades fronterizas de Reynosa y Matamoros, San Fernando es un punto de tránsito para miles de migrantes que buscan llegar a Texas y para los narcotraficantes que buscan introducir su mercancía a Estados Unidos.