¿Será el fin de los accidentes?

Redacción ABC
28 de Septiembre 2018, 06:00 a.m.
¿Será el fin de los accidentes?

Foto: Especial

Centros de operaciones en EU perfeccionan el sistema V2X, que da a conocer peligros inminentes mucho antes de que el propio conductor del automóvil lo detecte

Monterrey.- El Network Operations Center de Panasonic en Denver parece sacado de las películas de ciencia ficción: las de servidores con sus monitores, una pared repleta de pantallas de alta definición, gente con auriculares como en un cell-center y LEDs parpadeando sin parar.

Pero aquí no se están rastreando alienígenas, sino que se observa cuatro puntos iluminados que se desplazan por la cuadrícula de un mapa de la ciudad. Cada punto representa un automóvil real que se comunican entre sí, también con semáforos para darle mayor fluidez a la vialidad.

La industria lo llama comunicación V2X, sistema que se ha ido perfeccionando en los últimos años y que en los próximos años será adoptada por miles y millones más allá de las fronteras de los Estados Unidos, a medida que más líneas automotrices impulsen sus nuevos autos como ya lo está haciendo Volkswagen, Audi, Seat, entre otras firmas.

Después de casi una década de desafíos de ingeniería, luchas internas en la industria y trámites regulatorios, los vehículos que se comunican entre sí y su entorno son una realidad, aunque continúan mejorando su desarrollo.

Alertan unos a otros sobre las condiciones del camino, notifican cuándo cambiará el semáforo e incluso advierten que se efectúe el giro en esa intersección ciega, porque pueden ver el tráfico que se aproxima y que tú no ves.

Panasonic es más famosa por las pantallas, pero en Japón construyó una ciudad entera tecnológica sobre una antigua fábrica en Fujisawa, y se estableció como líder en la industria. Ahora está trasladando esa experiencia a Denver al encabezar una iniciativa masiva de ciudades inteligentes llamada CityNow.

Esta ciudad gestionará todo, desde placas solares, WiFi gratuito y sensores de contaminación, pero también la circulación rodada. En este sentido, Panasonic está trabajando con el Departamento de Transporte de Colorado (CDOT) para colocar a Denver a la vanguardia de la tecnología V2X.

Chris Armstrong, director de Movilidad Inteligente de Panasonic, señala el mapa en los televisores detrás de él: "Estos autos generan, comparten y transmiten datos 10 veces por segundo: el ángulo del volante, el estado del acelerador, el estado de los limpiaparabrisas, el estado del airbag, el estado del sistema de control de tracción...

"Diez veces por segundo, esos vehículos generan y comparten y transmiten datos".

Los receptores ubicados en las farolas de la calle recogen las señales y las retransmiten al centro de operaciones CDOT a través de la fibra óptica y así es como los vemos moverse en tiempo real sin necesidad de enviar datos a través de operadores de telefonía móvil.

Pero los automóviles también pueden hablar directamente entre sí, como cuando los conductores se dan señales visuales con las luces largas.



CONDUCIR TU AUTO ´SOBRE´ UN MAPA...

Panasonic planea vender este sistema a las marcas automotrices, empezando por los Estados Unidos.

Para que todo esto funcione, tiene que haber múltiples vehículos "hablando" y eso implica poner esta tecnología en cada auto.

Los coches con esta tecnología se convierten casi en laboratorios móviles, con sensores en las cámaras, radares, micrófonos y más gadgets.

Este sistema convierte la información de cada auto en algo útil no sólo con otros coches, sino también con la infraestructura.

Si un auto se equipa con V2X y es robado, puede ser rastreado con mayor facilidad por las autoridades.