Si juega Tigres entre semana, no hay clases

Yaressi Ortega
14 de Mayo 2018, 08:37 a.m.
Si juega Tigres entre semana, no hay clases

Foto: La Facultad de Arquitectura la cierran con vallas (izq.) y Leyes tambie´n luce vaci´a en di´a de clases.

Alumnos y maestros manifestaron que se cancelan porque es imposible entrar o salir por la saturación de aficionados que acuden al partido

Monterrey.- El congestionamiento vial, falta de estacionamiento, ruido y gran cantidad de personas que complican el paso y uso de transportes es lo que enfrentan los estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) cada que se presenta un juego deportivo en el Estadio Universitario.

Incluso algunas Facultades o edificios de las escuelas cierran sus puertas ante la falta de estudiantes o maestros en esos días, como la Facultad de Arquitectura.

"Generalmente se dificulta para los alumnos la llegada a la Facultad, por lo tanto se toma la decisión de faltar a clases porque no puedes entrar a la escuela.

"Los maestros también son partícipes, incluso nos avisan con anticipación... muchos de nosotros nos hemos quejado, pero lamentablemente no ha habido ninguna reacción hasta el momento", señaló Rubén Estrada, estudiante de FIME.

La Facultad de Arquitectura permanece cerrada, incluso se colocan vallas para evitar el paso de los estudiantes o maestros a los edificios, además la falta de estacionamiento es una de las principales causas de las ausencias estudiantiles.

"En el estacionamiento no te dejan entrar o te cobran, entrar a la Universidad es imposible... aunque seas estudiante te cobran.

"Los maestros dicen que es mejor que nos vayamos porque va a estar imposible entrar o salir, se reponen las clases después, pero sí es un problema", dijo Daniela Medina, estudiante de Arquitectura.

La joven agregó que los gritos, el ruido de las bocinas y el alboroto que genera la afición en el estadio les afectan, ya que no se pueden concentrar en los estudios.

Por otra parte, Manuel Rodríguez, estudiante de Derecho y Criminología, comentó que tardó una hora para estacionarse por la saturación de autos que había, y agregó que algunas de las clases en la escuela se cancelaron.

"Batallo bastante porque está muy saturado, está súper lleno, me tardo como una hora para estacionarme", expresó el alumno.

Yareli Alemán, estudiante de FIME, lamentó que durante estos encuentros deportivos se le dé prioridad a la afición y no a los estudiantes que acuden a clases y cuyos traslados se complican debido a la gran cantidad de asistentes, además dijo que los maestros suelen solidarizarse con ellos ante esta situación.

"Traigas carro o vengas en camión es lo mismo, no puedes entrar, tienes que arriesgarte a dejar el carro en una colonia cercana o dejarlo adentro y te vayan a multar. Creo que la prioridad debe ser el estudiante y no el aficionado", explicó Yareli.

La situación de los profesores es la misma que el estudiantado, refirió Octavio Covarrubias, profesor de FIME, quien dice que hay maestros que sí acuden a la Facultad cumpliendo con el reglamento.

"En general la Facultad y la Universidad no suspenden las clases, ya depende del maestro si se imparte o no", manifestó.