'Suplantar votos es usurpar funciones'

Felipe Barrera Jaramillo
20 de Febrero 2018, 06:50 p.m.
Suplantar votos es usurpar funciones

Foto: Especial

Diputados federales consideraron que el Ministerio Público debería abrir una carpeta de investigación al respecto

Ciudad de México.- La suplantación de persona o falsificación de votos, ocurrido en el Congreso de Nuevo León, debe ser investigado por la Procuraduría de Justicia del Estado para deslindar responsabilidades porque se trata de la flagrancia del delito de usurpación de funciones y los responsables deben ser sancionados penalmente, señalaron diputados federales del PRI, PAN, PRD y MORENA.

El diputado federal del PAN por Nuevo León, Juan Carlos Ruíz García dijo que la nota publicada por ABC Noticias obliga al Ministerio Público a abrir una carpeta de investigación y deslindar responsabilidades, pero al Congreso del Estado le corresponde presentar las denuncias ante el Ministerio Público en contra de los diputados del PRI Marco González y Adrián de la Garza, de los panistas Guillermo Rodríguez, Mercedes García e  Itzel Castillo y del independiente Guillermo Rodríguez.

"Lo ocurrido en el Congreso es muy grave. No es cualquier cosa que un legislador se haga pasar por otro legislador, si lo hace está cometiendo en flagrancia un delito (usurpación de funciones) y tiene que ser procesado penalmente, pero antes de eso se les tiene que quitar el fuero. No es con una simple disculpa como se resuelve esto.", indicó.

Al respecto, Juana Aurora Cavazos (PRI) dijo que éste tema es muy grave, lamentable y vergonzoso:

"Se supone que la tecnología es infalible, la huella digital impide que suplantes a alguien o puedas votar sin ser el titular de la curul, pero para todo hay maña. Este tema es delicado al que nadie se debe exponer por ética profesional, pero no se requiere la tecnología para tener un código de ética personal que te impida accionar un voto cuando no asististe a la sesión, es reprochable, reprobable".

Aurora Cavazos añadió que lo ocurrido en la sesión del Congreso de Nuevo León es un delito que debe castigarse, pero consideró que el peor de los delitos es la propia conciencia.