Un 'Megalodón' al acecho

Debanhi Tienda
08 de Agosto 2018, 06:00 a.m.
Un  Megalodón al acecho

Foto: Especial

El filme protagonizado por el famoso Jason Statham, llega a las salas de los cines esta semana

Monterrey.- El verano está lleno de acción y muestra de ello es que esta semana llega a las salas de los cines el filme "Megalodón", el cual es protagonizado por el actor Jason Statham, quien da vida a un buzo emocionalmente trastornado llamado Jonas Taylor.

Taylor lucha contra todos los que lo rodean, pues nadie le cree que él y sus amigos fueron atacados por un monstruo prehistórico de más de 21 metros que surgió de las profundida­des del océano.

Sin embargo, a pesar de lo que piensan de él, lo llaman para unirse a una misión con el fin de salvar a varias personas que quedaron atrapadas en un sumergible hundido que está sien­do atacado por ese tiburón no muy lejos de una playa muy concurrida.

La cinta se filmó en West Auckla­nd, Nueva Zelanda, tanto en tanques como en mar abierto. En todas las locaciones, Statham se tomó en se­rio su trabajo y se preparó para las escenas bajo el agua.

"Antes de comenzar el rodaje, bu­ceé a pulmón un par de veces para saber cómo relajarme y contener la respiración bajo el agua", recordó.

"Puedo contener la respiración durante casi tres minutos, lo cual no es muy difícil. Casi cualquiera puede hacerlo. Sin embargo, hay gente que incluso la contiene durante siete mi­nutos. Puedes hacerlo bajo el agua más tiempo si te relajas, porque es como estar en el vientre materno. In­cluso puedes sumergirte 182 metros con una sola bocanada de aire", indicó.

El agua no le parece aterradora, pues Statham alguna vez fue clava­dista de clase mundial, pero lo que hay en ella es otra historia.

"Creo que cualquiera que ha es­tado en mar abierto y se ha caído de un bote ha pensado lo mismo. Yo de inmediato pienso: ´¿me va a comer un tiburón?´. Te preocupas por tus pies. ´¿Qué me está tocando los pies?, ¿tiene dientes?´", dijo el actor.

Sin embargo, los tiburones no son lo más aterrador para Jason Statham, sino lo desconocido. "Creo que mi temor más grande es no saber qué hay debajo de mí en el océano. Llenar ese vacío en tu mente te hace sentir temor de Dios", agregó el famoso, quien dijo que el antídoto del miedo es la familiaridad.

"Fui a Fiyi para bucear con 30 tiburones en mar abierto. Antes de entrar a la jaula, alguien los alimenta arrojando una carnada sangrienta al agua para que la rodeen. Creo que el momento que más miedo me dio fue antes de entrar al agua. Todo mi temor se quedó en el bote. Desde ese momento fue fascinante", concluyó.