Una mirada hacia el futuro

Agencias
31 de Agosto 2018, 08:31 a.m.
Una mirada hacia el futuro

Foto: Cortesía

Presentan en Monterey, California, el Infiniti Prototype 10 y el Mercedes-Benz EQ Silver Arrow, dos monoplazas que el mismísimo Batman desearía en su garaje

California.-Lo que hace unos años parecía sacado de una gran escena de película de ciencia ficción, hoy es una realidad. Atrás quedaron los días en que los autos simplemente eran usados para transportarse de un punto a otro. Hoy, todo ha sido llevado varios niveles más allá, casi al límite de lo inimaginable.

En días pasados, Infiniti y MercedesBenz dieron exhibiciones con visión de futuro, logrando rediseñar el concepto de deportivos clásicos con modelos eléctricos, innovadores con voz de mando, pulcros y refinados en su estructura.

La firma japonesa de vehículos Premium presentó su nuevo Prototype 10 en el Pebble Beach Concours d´Elegance 2018, una "bala plateada" cuya aerodinámica es envidiable por todos.

Adopta la configuración de un solo asiento para el conductor situado en el lazo izquierdo y con una carrocería compuesta por fibra de carbono que está totalmente abierta. Inspirado en autos de carreras de principios del siglo pasado, pero con una aplicación futurista y líneas que pueden recordar al prototipo Q Inspiration Concept.

Infiniti afirma que lleva un sistema de propulsión electrificado. Hace referencia al hecho de que a partir de 2021 todos los modelos de la marca se apuntarán a la electrificación y que el sistema EPower (con dos motores eléctricos y uno de gasolina) será la tónica.

En el mismo Concours d´Elegance 2018, celebrado en Monterey, California, hubo otro prototipo que se robó las miradas de los asistentes al tradicional encuentro de coleccionistas y expertos: el EQ Vision Silver Arrow de Mercedes-Benz.

Y no sólo por el aspecto futurista de este monoplaza, sino por la evocación a otro modelo legendario, el célebre W125 de competencia de 1937.

 El interior está repleto de destellos "retro", como el asiento de cuero, incrustaciones de aluminio cepillado y hasta madera de raíz de nogal. Los materiales clásicos contrastan con una enorme pantalla curva con técnica de retroproyección y la pantalla táctil integrada en el volante.

La combinación entre elementos análogos con digitales es balanceada, siendo un auto que representa la transición entre el pasado y el futuro.