Van 675 'expulsados' por mal portados en BBVA

Rafael Martínez
11 de Octubre 2018, 07:03 a.m.
Van 675 expulsados por mal portados en BBVA

Foto: Archivo

Revela Rayados que ese número de abonos han sido retirados desde el 2015 por mala conducta de los aficionados

Guadalupe.-  Desde su inauguración en agosto de 2015 a la fecha, el Club de Futbol Monterrey ha retirado 675 abonos en general a aficionados por conducta inapropiada que va en contra del reglamento de la institución.

No se necesita participar en una riña para ser retirado del Estadio BBVA. Contar con un abono personalizado obliga a todo aficionado que lo porte, a tener un comportamiento adecuado dentro del inmueble, el ir contra las normas y lineamientos estipulados desde que se adquiere dicho "plástico" es causa de "expulsión".

Desde que Rayados abrió por primera vez las puertas de su actual casa, ha advertido a los propietarios de los abonos a no hacer mal uso de éstos, debido a que cada credencial está registrada en una base de datos.

"En Rayados hemos credencializado al 100 por ciento de los asistentes, conocemos quién se sienta en cada lugar, cuál es su fotografía, cuál es su CURP, cuál es su nombre, cuál es su dirección, en fin, están identificados", comentó el vicepresidente administrativo Tonatiuh Mejía.

ABC Noticias fue notificado del caso de unos propietarios que comentaron que sus abonos fueron cancelados porque ellos se los "cedieron" a unas personas que asistieron con los plásticos, pero incurrieron en una de las faltas: fumar dentro del estadio, esto durante el juego de la Jornada 11 ante Tijuana.

"Tendremos inactivos cuatro de nuestros lugares hasta final de torneo, esto por la irresponsabilidad y falta de educación de aficionados que no saben respetar las reglas.

"El personal del estadio nos indica que les solicitaron en repetidas ocasiones que no podían estar fumando y ellos seguían haciendo caso omiso, procediendo a sacarlos sometidos", denunció el propietario de los abonos que fueron cancelados a consecuencia de terceras personas.

Las personas afectadas, propietarias de los abonos, son conscientes que el Club Monterrey ha actuado en base al reglamento, señalando directamente como responsables a las terceras personas que con plásticos ajenos infringieron las normas.

En busca de mantener el orden y evitar conflictos, así como asegurar la tranquilidad de los presentes, Monterrey continuará con esta actividad de cancelación de abonos, si los hechos lo requieren.