Busca Raymundo ser ejemplo de superación

Lunes 01 de julio de 2019

Monterrey.- Conseguir una plaza en una cadena de cines fue el sueño hecho realidad de Raymundo. Cuatro años después de prepararse y luego de que  alrededor de 10 millones de personas conocieran su caso con un video sobre su contratación, el joven de 18 años se muestra feliz.

Todo empezó el pasado mes de mayo, cuando Ray concluyó un programa de la Universidad de Monterrey en el que adquirió habilidades que le permitieron integrarse a la vida productiva.

Al mes siguiente se presentó a una entrevista y se quedó con el puesto en el área de cocina. Las imágenes que compartió Karina Garza luego de que su hijo fuera contratado, le dieron la vuelta al mundo.

Para su madre, desde el primer paso que se encaminó, al logro de la semana pasada, es un proceso complicado en el que se lucha contra los estigmas y la desinformación.

"Publiqué un post en LinkledIn platicando de programa Pisye en el que Raymundo estuvo cuatro años. Me interesaba compartirlo para hacer conciencia en la inclusión laboral y social de la gente con discapacidad.

"Él ha mencionado este tema desde hace dos años. Hay muchas personas abiertas, pero ese es el último paso. Lo anterior, que es la educación, es muy complejo. Raymundo pasó por 10 escuelas a los 15 años porque no están listas para ellos, porque requieren más atención y más tiempo", mencionó la jefa de familia.

Karina explicó que la condición de Ray se dio cuando tenía 9 meses de edad y una meningitis le provocó discapacidad intelectual leve. Sin embargo, aseguró que nunca se cuestionó por qué, sino para qué  cambiaron las cosas.

"Para conectar con tanta gente que necesita una voz. Necesitaba un nombre, una cara, una imagen de una problemática a nivel mundial. Además para la gente que se siente desanimada, no incluida, las personas mayores, a quienes tienen una apariencia que no va con los estándares", señaló.

También fue la semana pasada cuando Sofía Velasco, presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, acudió a una mesa de trabajo en el Congreso local, donde pidió, en conjunto con  ciudadanos discapacitados, académicos y activistas, que se abran más oportunidades en el campo laboral.

"Estamos solicitando que se contemplen todas las adaptaciones y ajustes razonables que puedan hacer las empresas para integrar personas con discapacidad. Estamos contemplando que obviamente tienen derecho al trabajo y la capacitación en igualdad de condiciones".

"Nos hace falta mucho, pero teníamos que comenzar, es necesario con esta forma, que se difundan (las contrataciones), me parece que va a traer un contagio con otras empresas", consideró.

Por ello, anunció que buscará que se amplíen los estatutos en Nuevo León y que el 3 por ciento de la plantilla de empleados le pertenezca a personas con discapacidad.

"Si se puede sumar el cinco por ciento, es un piso mínimo. Puede aumentarse si hay voluntad. Para que pase, puede pasar tiempo pero una vez que esté en la ley será la autoridad la encargada de que se cumpla, se trata de que las plazas las puedan ir ocupando. Hay que sensibilizar a las empresas", dijo.

Y mientras esto se vuelve realidad, Ray se prepara unos días antes de empezar su nuevo trabajo, animado por sus padres, familiares, amigos y los miles de desconocidos que se conmovieron con su deseo de superarse.

Consigue joven con discapacidad su primer empleo



Comentarios