Walmart dejará de vender municiones para pistolas

EFE
03 de Septiembre 2019, 17:14 horas.
Walmart dejará de vender municiones para pistolas

Foto: Especial

La cadena comercial pondrá fin a las ventas de este tipo de munición una vez acabe con su inventario actual

Estados Unidos.- La cadena minorista estadounidense Walmart, la mayor de Estados Unidos, anunció este martes que dejará de vender munición para armas cortas tras los últimos tiroteos e instó al Congreso a restringir el acceso a las armas.

La cadena comercial pondrá fin a las ventas de este tipo de munición una vez acabe con su inventario actual.

"Es una situación compleja para la que no hay una solución simple, estamos tratando de tomar pasos constructivos para reducir el riesgo de que eventos como ese puedan volver a ocurrir", explicó el director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, en una carta enviada a empleados.

Walmart, con sede en Bentonville (Arkansas), informó también de que no venderá más revólveres en Alaska, el único estado del país donde todavía lo hace.

Por otro lado, solicitará a sus clientes que no lleven armas a la vista en sus establecimientos en los estados donde se permite portarlas.

Asimismo, McMillon remarcó que el "Congreso y el Gobierno deben actuar".

"Instamos a los líderes de nuestra nación a avanzar y fortalecer el acceso a los controles de antecedentes y retirar las armas de aquellos a quienes se ha determinado suponen un peligro inminente", dijo el ejecutivo.

No obstante, la cadena comercial seguirá ofreciendo a la venta armas largas, como rifles, y munición para ellas.

"Tenemos una largo legado como empresa que sirve a cazadores y deportistas responsables, y vamos a seguir haciendo eso", indicó McMillon al explicar la decisión.
 
La mitad de las 4 mil 700 tiendas de Walmart en Estados Unidos venden armas de fuego.

El tiroteo en El Paso del 3 de agosto ocurrió horas antes de otro en una popular zona de ocio de la localidad de Dayton (Ohio), que se saldó con nueve muertos.

El pasado día 31 de agosto, siete personas fallecieron y 25 fueron heridas en Odessa (Texas) en otro tiroteo, cuyo autor fue abatido por la policía.

Esos ataques han revitalizado el debate por la necesidad de endurecer el control de armas en Estados Unidos, donde el Congreso lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas, en parte debido a la influencia de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).